La Asamblea Constituyente de Venezuela aprobó un decreto que establece que los partidos que no participaron en una elección inmediatamente anterior tendrán que iniciar un proceso de legalización, lo que podría dejar fuera de los comicios presidenciales de 2018 a los principales grupos de oposición.

El proceso que establece el decreto aprobado el miércoles por la Constituyente somete a los partidos políticos a la recolección de firmas de militantes para su renovación.

La presidenta del órgano, Delcy Rodríguez, dijo que con el decreto se “protegerá” el derecho al voto del pueblo venezolano ante los partidos opositores que han “boicoteado” recientes elecciones en el país.

“Le llegó la hora constituyente al libreto golpista. Que nada atente contra la participación del pueblo y del sistema democrático”, señaló la dirigente chavista.

La medida apunta a los principales partidos de la oposición: Acción Democrática, del diputado Henry Ramos Allup; Primero Justicia, del líder opositor Henrique Capriles, y Voluntad Popular, del encarcelado dirigente Leopoldo López.

Estas formaciones no participaron en las elecciones de alcaldes del 10 de diciembre, alegando que no recibieron garantías de equilibrio y transparencia por parte del Consejo Supremo Electoral.

El decreto sometería a los partidos a un proceso de recolección de firmas que los distraerá de unas eventuales primarias para elegir a un candidato presidencial opositor a comienzos de 2018.

El decreto Constituyente implicaría que sólo partidos legalizados como el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), entre otros pequeños de una coalición oficialista, podrían participar en las presidenciales, en las que el mandatario Nicolás Maduro buscará una reelección.

De la oposición quedarían habilitados el socialcristiano Copei y el Movimiento al Socialismo, dos agrupaciones muy pequeñas.

El secretario general de Primero Justicia, el diputado Tomás Guanipa, alertó que con su decisión la Constituyente pretende ilegalizar a los partidos políticos con una acción que viola la Carta Magna y el derecho a participación de los venezolanos.

“La fraudulenta Constituyente hoy decidió ilegalizar a los partidos políticos que hacemos vida democrática y que somos opositores, violando la constitución y el derecho a la participación política de los venezolanos”, dijo Guanipa en su cuenta de Twitter.

“La decisión busca evitar que podamos postular un candidato que represente el cambio y la esperanza para el pueblo venezolano en las próximas elecciones presidenciales. La fraudulenta Constituyente, ilegalizando partidos políticos, lo que busca es tener una elección presidencial sin competencia y con una oposición que sea controlada por ellos y no una que esté al servicio de los intereses del pueblo venezolano”, agregó.

Guanipa alertó que el intento de ilegalizar los partidos de oposición es una “acción más de la dictadura”que merece el rechazo y la condena del mundo democrático.

En las elecciones de alcalde del 10 de diciembre, Maduro advirtió que los partidos opositores que boicotearon esos comicios serían inhabilitados.

​La Constituyente también aprobó eliminar las alcaldías opositoras Metropolitana de Caracas y del Alto Apure, acción que fue condenada por algunos opositores que consideran la medida como una violación a la constitución.

Las dos alcaldías, que se crearon hace 17 años tras la aprobación de la constitución vigente, fueron suprimidas con el argumento de que no prestaban ningún beneficio a la población, indicó el constituyente Juan Carlos Alemán. Las dos instancias cumplían funciones de coordinación y planificación con las otras cinco alcaldías de Caracas y dos alcaldías de Apure. La decisión deja a la oposición con 20 alcaldías.

El alcalde metropolitano encargado, Alí Mansour, consideró la decisión como un “golpe de estado” a la constitución y manifestó preocupación por la situación en la que quedan más de 5.000 trabajadores de esa instancia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your name here
Please enter your comment!