Criminales mataron a quemarropa a salvadoreño que iniciaba su jornada laboral en el centro de San Salvador. Alonso Domínguez Alfaro vendía tomates en una carretilla cuando fue asesinado.

El hombre, de 40 años, fue atacado a balazos por un sujeto cuando estaba estacionado en la intersección de la 1a. calle Poniente y la 4a. avenida Norte, en el centro de San Salvador.

El atacante se acercó a la víctima y le disparó tres veces en el pecho, sin importar que alrededor de él habían muchos testigos, entre ellos, vendedores informales y peatones que transitaban por el lugar.

Socorristas de Comandos de Salvamento informaron que el asesinato fue cometido a las 4:00 de la tarde; minutos después ellos llegaron para auxiliar al vendedor, pero murió mientras intentaban estabilizarlo.

En la zona hay cámaras de videovigilancia que habrían captado el ataque y que podrían ayudar a reconocer al homicida. Algunos testigos relataron a Elsalvador.com que el hombre que mató a Domínguez huyó en un vehículo que lo esperaba a pocos metros.

Esta versión no fue confirmada por la Policía, pues decenas de agentes y soldados llegaron a custodiar la escena pero no brindaron información sobre el hecho.

El ataque obligó a los encargados de restaurantes de comida rápida, cafeterías y algunas ventas informales a cerrar los establecimientos, pues estaban dentro del perímetro que la Policía cerró para procesar la escena.

En San Martín también fue ultimado Josué Navas Rivera, de 37 años. Era jornalero y tenía cinco hijos. Supuestos pandilleros de la 18 lo atacaron en la calle principal del caserío Los Vásquez, cantón San José Primero. El móvil no fue determinado por las autoridades.

Cerca del cadáver estaba el machete que el hombre usaba para cortar leña. También se dedicaba a sembrar maíz y frijol.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here