El incidente sucedido en Nimes al término de la primera etapa de la Vuelta a España no ha sido un tiroteo, según informaciones oficiales de la Prefectura de la localidad, sino presencia de gente armada en la estación de tren, lo que ha provocado una situación de pánico.

Según las primeras informaciones recibidas por los responsables de la Vuelta a España, tres individuos armados bajaron de un tren procedente de París en la estación de Nimes, que está situada en el centro de la ciudad, muy cerca de la meta. Se informó de un tiroteo y de que al parecer uno de los terroristas quedaba suelto por la ciudad armado con un fusil de asalto. Los tres fueron finalmente detenidos, según fuentes policiales.

El tren venía de París y siguió camino hacia Montpellier.

Los periodistas y personal de la Vuelta que permanecía trabajando en la sala de prensa recibieron la orden de mantenerse en la sala y no acercarse a las ventanas.

Algunos periodistas que ya habían salido contaron que efectivamente había un hombre armado y que la multitud salió corriendo de la estación despavorida. Mucha gente del personal de la Vuelta acudió a la sala de prensa para resguardarse.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your name here
Please enter your comment!