Varios motoristas salvadoreños, con sus furgones llenos de mercancías, fueron retenidos y privados de libertad en Honduras por manifestantes, desde el domingo 17 de diciembre hasta ayer jueves, que fueron liberados.

Esto, debido a los disturbios y vandalismo que se han originado en el vecino país por inconformidad de varios sectores tras los resultados de las elecciones presidenciales del domingo 26 de noviembre.

El comercio ha sido uno de los sectores más afectados, ya que los choferes de los furgones o camiones con productos temen por sus vidas y además, que les roben o se arruine la mercancía que transportan.

Ricardo Ballesteros, dueño de Transportes Ballesteros, fue uno de los afectados. Desde el pasado domingo, 23 de sus empleados-entre motoristas y vigilantes-fueron privados de libertad junto con sus camiones y la mercadería.

Según lo que le comunicaron sus empleados, “fueron interceptados en una zona conocida como Naco, entre la frontera El Poy y San Pedro Sula, los pararon y bajaron de los camiones, les ordenaron que se quedaran quietos y cruzaron los camiones a lo largo de la carretera para bloquearla”, relató Ballesteros.

“Fue una situación preocupante. Mis motoristas me dijeron que tuvieron problemas para alimentarse, para dormir, les pedían dinero, temían que algo les pasara, porque entre estos manifestantes también hay delincuentes, pandilleros, y la policía de Honduras no hace nada, casi que a la par de ellos andaban, el Ejército ni llegó”, agregó.

Respecto a la mercancía, algunos camiones transportaban productos perecederos como fruta, por lo que tuvieron que inyectar combustible para la refrigeración, para conservarlos y no perder esa carga, prosiguió.

Otra empresa de transporte que también fue afectada fue la de Silvia Maravilla, ya que le retuvieron un camión que transportaba hierro y le robaron y quemaron las tarimas que le sirven para la carga y descarga.

La entrega

Según indicaron ambos transportistas a ninguno de sus motoristas, ni a sus camiones, ni a la mercancía que transportaban le pasó nada.

Lamenta, sin embargo, que esta situación afectara los tiempos de entrega, aunque al final las empresas pudieron cumplir sus pedidos.

No obstante se abstuvieron de importar productos que ya estaban acordados, dijo Maravilla. “Nuestro camión tenía que traer producto, pero se vino mejor sin nada, por el mismo temor de que le pasara lo mismo o algo peor”, manifestó la empresaria.

“La mercadería la logramos entregar a los destinos, pero claro, con un atraso de cuatro días, pero gracias a Dios hemos llegado y entregaron a los clientes”, detalló Ballesteros.

En este aspecto, la presidenta de la Cámara Intergremial para la Facilitación del Comercio, Carmen Aída de Meardi, dijo que la situación para toda la cadena comercial regional es preocupante, ya que se están deteniendo exportaciones e importaciones y coincide con los números de la Cámara de Exportadores, que estiman una baja de un 20 % en este sector, que no logra recuperar su nivel de exportación anual.

El miedo

Como consecuencia de todos estos ataques, Maravilla dijo que en su empresa están valorando no transportar carga hacia Honduras hasta que se logre estabilizar la situación.

“Nosotros estamos valorando no enviar furgones con mercancía para allá. Ya no, corre peligro el chofer y la mercadería y así ya no se puede”, mencionó.

Ballesteros, por su parte, dijo que sí sienten temor, pero que no pueden dejar de trabajar, por lo que aún con temor seguirán llevando carga.

“Esa situación en Honduras se llama anarquía y a nosotros nos preocupa, porque afecta nuestro trabajo, pero no podemos dejar de trabajar. ¿Y cómo vamos a hacer? Además nosotros venimos trabajando entre balas , acuérdese que aquí tuvimos 12 años de guerra y en medio de las balas el pueblo salía a trabajar”, enfatizó Ballesteros.

El empresario de transporte dijo que las medidas que tome cada empresario por esta situación son individuales, pero que desde su empresa no pueden dejar de transportar la mercadería, ya que es lo que lleva sustento a sus hogares.

“Entre a ratos que nos bloqueen y a ratos que podamos caminar vamos a trabajar, pero vamos a seguir enviando camiones, no tenemos de otra, no vamos a parar”, enfatizó.

El transportista también agregó que han hecho saber a la policía de Honduras su cuestionamiento sobre los cuatro días bloqueados sin que ninguno de sus agentes ayudara a liberar a los transportistas retenidos.

Por su parte De Meardi recalcó que los empresarios están muy preocupados con todos estos hechos que se están desarrollando, por lo que las empresas de “productos de consumo masivo están esperando a que mejore la situación para despachar sus productos al país vecino. Además se está complicando conseguir medios de transporte ya que no están regresando con rapidez”.

Otra observación que hizo de Meardi es que esta coyuntura política y social que atraviesa Honduras afecta directamente al comercio y regional en definitiva a la Unión Aduanera, entre Guatemala y Honduras y de la que El Salvador espera ser parte en el primer trimestre del 2018.

Exportadores de la región quieren pronta solución

La Federación de Cámaras y Asociaciones de Exportadores de Centroamérica y El Caribe (Fecaexca) pide a todo el sector tomar las precauciones en el tránsito de sus mercancías en Honduras.
Mediante un comunicado se manifestaron en solidaridad con “quienes están sufriendo las consecuencias de las medidas de presión tomadas por los grupos involucrados”.
Pero recomiendan a los empresarios exportadores hondureños y de toda la región centromericana que tiene que enviar sus productos vía Puerto Cortez y por otras aduanas terrestres que tomen las precauciones necesarias e informen cualquier situación anormal.
“Fecaexca recomienda reportar el estado de sus operaciones a nuestras gremiales en cada país y mantenerse informados de las condiciones actuales para evitar poner en riesgo a sus transportistas y sus mercancías”, dice el comunicado.
Silvia Cuéllar, directora ejecutiva de la Corporación de Exportadores de El Salvador dijo que esperan que la situación se vaya normalizando.
“Las cámaras de Honduras nos han dicho que esperan que pronto todo se normalice. Ahorita es lógico que se hagan largas colas, pues el camino en carreteras ha sido lento”, dijo Cuéllar.
Según la información que ha recibido Cuéllar en la vía hacia Puerto Cortez la policía y Ejército de Honduras ya está patrullando carreteras, lo que les genera un poco de confianza que en los próximos días se solvente la situación.
“Esperamos que pueda retornar la paz, y que en los próximos días logren resolver la crisis que enfrentan… y puedan retomar el proceso de progreso en las relaciones comerciales con la región y el mundo”, concluye el comunicado de la Federación de Exportadores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your name here
Please enter your comment!