La temporada de lluvias en Honduras, que comenzó en mayo pasado,
ha dejado hasta ahora 13 muertos, 37 familias afectadas, 26 viviendas afectadas y deslizamientos, informó hoy el cuerpo de Bomberos.

La víctima 13 fue reportada este martes por el cuerpo de Bomberos en un
informe, que la identificó como Carolina Alvarado, de 11 años, quien fue
arrastrada el lunes por una corriente de agua en el municipio de
Concepción, en el departamento occidental de La Paz.

En mayo pasado se registraron dos fallecidos en el departamento de
Comayagua, región central del país centroamericano, de acuerdo con los
bomberos.

Tres personas más fallecieron entre junio y julio pasado en los
departamentos de Lempira y Cortés, occidente y norte de Honduras, y otra
murió en Santa Bárbara, también en el occidente.

Las últimas siete víctimas mortales, incluida Alvarado, se registraron en lo
que va de septiembre en Tegucigalpa y los departamentos de Lempira y La
Paz, según el informe del cuerpo de Bomberos.

Las precipitaciones afectaron en la víspera a 37 familias en Tegucigalpa,
donde se registraron cuatro deslizamientos y más de una veintena de
viviendas resultaron inundadas, de acuerdo a los informes oficiales.

El organismo de protección civil declaró el lunes alerta amarilla en el
Distrito Central, que conforman las ciudades de Tegucigalpa y
Comayagüela, y alerta verde en 10 de los 18 departamentos hondureños por
las lluvias que afectan al país.

La medida fue adoptada ante posibles “deslizamientos e inundaciones
repentinas” causadas por las fuertes lluvias, indicó la estatal Comisión
Permanente de Contingencias (Copeco) de Honduras.

La alerta verde rige en los departamentos de Choluteca y Valle (sur);
Francisco Morazán y Comayagua (centro); La Paz, Intibucá, Lempira,
Copán y Ocotepeque (occidente); y El Paraíso, en el oriente del país
centroamericano.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your name here
Please enter your comment!