Comayagua, Honduras

Delincuentes, drogadictos y simpatizantes de barras han sitiado las calles de 17
barrios y colonias de la ciudad de Comayagua, donde ni los taxistas quieren
ingresar.

La circulación de taxis disminuye en casi un 70% en estos sectores a partir de las
6:00 de la tarde por la inseguridad que impera en horas de la noche.

Los ruleteros aseguran que las “zonas rojas” de circulación son: los barrios La
Independencia y Lourdes, las colonias Valladolid, Fiallos, 1 y 2 de Mayo, 10
de Mayo, 21 de Abril, Tres Caminos, Villas Universitarias, Villa María, Milagro de
Dios, Pinto, Iván Betancourth, 25 de Noviembre, 9 de Octubre y Lincoln
Coleman.

Ramón Lara, un taxista de la ciudad que fue víctima de asalto en dos ocasiones
en las cuales afortunadamente ha salido ileso, asegura que los asaltantes
caminan bien vestidos y simulan ser pasajeros.

“He tenido dos asaltos en la Independencia y en la 21 de Mayo, y gracias a Dios
no me mataron. Por eso cuando me salen carreras a lugares que son peligrosos,
dependiendo del horario decido si voy o no”, expresó Lara.

Delincuencia común

Los actos delictivos que han sufrido los conductores de transporte público son
asaltos con arma de fuego y blanca, daños a los vehículos cuando se niegan a dar
dinero a los grupos de antisociales que pasan en las calles pidiendo un pago para
que puedan ingresar.

Ante los riesgos que enfrentan los representantes de las asociaciones de taxistas
piden mayor presencia policial para contener a los delincuentes que con sus
fechorías impiden que muchas personas tengan acceso al transporte.

La presencia policial en los barrios y colonias considerados de alta peligrosidad
es poca, ya que por lo general las patrullas hacen un corto recorrido y vuelven al
centro de la ciudad, aseguran los ruleteros.

“A partir de las 6:00 de la tarde el que entra a esas zonas es por su propia cuenta
porque la mayoría de conductores saben que es un alto riesgo; vemos que los
policías pasan, pero no revisan a las personas que se encuentran en las calles
para ver que no estén armadas”, manifestó Rommel Umanzor, presidente de
la Asociación de Taxistas de Comayagua (Ataxco).

La permanencia de personas ingiriendo bebidas alcohólicas y drogándose
también se hace a pocos metros de centros educativos sin que las instituciones
del orden público hagan algo al respecto, reclamó.

El temor se ha incrementado entre los conductores de unidades de transporte
desde la semana anterior, cuando se registró la primera muerte de un taxista tras
ser atacado dentro de su unidad por un supuesto pasajero.

El taxista recibió una herida profunda en su cuello y falleció minutos después en
el bulevar sobre la antigua carretera C A -5, donde fue agredido.

Otro de los reclamos es el mal estado de los calles que los obliga a conducir a
menor velocidad y así ser presa fácil de antisociales.

MR-asaltos-comayagua-1408.1(1024x768)

Reacción

Ante los reclamos, Omar Herrera, portavoz de la Jefatura de Policía, manifestó
que hacen lo humanamente posible para brindar seguridad a los pobladores, sin
embargo, la falta de recursos humanos y logísticos impide tener presencia
permanente en cada uno de los barrios y colonias.

“Hacemos operativos y patrullajes para dar seguridad, pero el ciudadano debe
tomar sus propias medidas, ya que no podemos andar protegiendo a cada taxista,
ni permanecer en cada barrio y colonia”, declaró Herrera.

Herrera no quiso revelar el número de patrullas y personal policial de la ciudad,
aduciendo motivos de estrategia y seguridad.

No obstante, el oficial pidió a los transportistas y población en general que
brinden información sobre los grupos que estén perturbando la paz en sus
comunidades para poder actuar

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here