Los sistemas de viodeovigilancia continúan siendo una herramienta para las autoridades en casos de hechos delictivos, sobre todo, y más recientemente, asesinatos.

En uno de esos casos, la Fiscalía General de la República (FGR) logró fundamentar más la acusación contra José Salvador Ayala Montano, un vigilante privado que habría asesinado a un vendedor frutas y verduras en pleno centro de San Salvador en marzo de este año durante un enfrentamiento armado entre vigilantes y pandilleros.

Los hechos se registraron en los alrededores del Mercado Central y dejaron como resultado la muerte de cinco sujetos y un vigilante privado, aparentemente, por una pugna entre mareros que operan en el sector de la principal central de abastos del país y del personal de seguridad.

Secuencia del asesinato de un vendedor de frutas y verduras, imagen difundida por la FGR

“La Jefe de la Unidad Antipandillas de la Fiscalía, Guadalupe de Echeverría, informó que este tipo de elementos contemplados, en la denominada prueba pericial, son parte del fundamento que los aplicaderos de justicia utilizan para fundamentar las respectivas resoluciones, tal como sucedió en un caso conocido por el Juez Octavo de Paz de San Salvador”, detalla parte de la información difundida por el Ministerio Público.

En su cuenta oficial, @FGR_SV, la institución también colocó una imagen que muestra la secuencia de cómo ocurrió el homicidio por el cual es procesado Ayala Montano, actualmente acusado de homicidio agravado.

El cadáver de un pandillero quedó en el piso luego del enfrentamiento armado en el Centro Histórico.

“En el caso del imputado Ayala Montano, se le considera autor material del crimen sucedido sobre la calle Gerardo Barrios y Séptima Avenida Sur, ya que las pruebas que se obtuvieron a través del sistema de videovigilancia instalado en el Centro Histórico, demuestran los momentos cuando privó de la vida a su víctima”, informó la fuente oficial.

Al respecto, Echeverría comentó que “la importancia radica en que la prueba se robustece con la fijación de las imágenes realizadas a un video que captó el momento justo de la ejecución del hecho”.

De momento, Ayala Montano se encuentra en prisión de manera provisional a la espera de la siguiente fase de su proceso judicial, es decir, deberá de enfrentar audiencia preliminar la cual estará a cargo del Juzgado Octavo de Instrucción.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your name here
Please enter your comment!