Santa Claus llegó en helicóptero al Hospital General San Juan de Dios, el segundo más grande de Guatemala, para llevar regalos, alegría y esperanza a más de 170 niños que reciben tratamiento médico.

Es la trigésimo cuarta ocasión que se realiza la actividad, promovida por el grupo “Niño de Praga”, que a través de donaciones de empresas privadas, lleva 500 juguetes y fiesta al San Juan de Dios y algunos orfanatos de la ciudad de Guatemala.

En ese nosocomio desde primera hora, los niños de 0 a 13 años que reciben atención en las áreas de traumatología, neumología, hematología, urgencias y consulta externa, se aglutinaron entorno al helipuerto que se llenó de polvo en el momento en que descendió el vehículo aéreo.

Al bajar, Cristian Ochaita, quien por primera vez interpreta a Santa Claus, se rodeó de niños que le pedían atención y abrazos, hasta que se acercó uno de ellos en silla de ruedas, que le entregó una carta en la que le expresaba su deseo para esta Navidad: “mayor seguridad para los guatemaltecos”.

Steven, el niño de 9 años que le entregó el mensaje, se encuentra en silla de ruedas desde el pasado 15 de diciembre, por haber recibido una bala perdida en el rostro cuando fue a comprar dulces a la tienda cerca de su casa, ubicada en la zona 18, la más peligrosa de la capital del país centroamericano.

No le pedía un juguete. Le pedía seguridad y que le hiciera llegar su mensaje al presidente de Guatemala, Jimmy Morales, quien horas más tarde se presentaría en el nosocomio para desearles a todos los pacientes una “feliz” Navidad.Otro de los menores que recibió un peluche de un perro policía fue Levi, de 5 años y medio, originario de Cobán, Alta Verapaz (norte) quien llevaba 8 días en el área de Nutrición y Gastroenterología por sus problemas en el páncreas.

En su recorrido, el viejo de la barba blanca y disfraz de rojo entró al área de niños quemados, donde permaneció en solitario unos minutos sin acceso a la prensa, por el delicado estado de salud de los menores.

Detrás del “Santa”, un equipo de duendes repartía muñecas, carros, peluches, dulces y globos, mientras las sonrisas de los niños inundaban el hospital, que se prepara para una Navidad llena de esperanza.

6 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your name here
Please enter your comment!