La instalación del cableado subterráneo, que cambiará el rosto del Centro Histórico de San Salvador, implementado por el alcalde Nayib Bukele, ha entrado a la etapa final.

Las empresas subcontratadas trabajan contra reloj para lograr salir con las obras antes de que el actual jefe edilicio concluya su mandato el 1 de mayo de este año.

Los trabajos comenzaron el 6 de diciembre del 2016, con una inversión aproximada de $3 millones y se espera que estén concluidos, poco antes de que termine el periodo de la administración Bukele.

Esta obra cambiará la fisonomía del Centro Histórico, pues serán removidos 3 mil metros lineales de cables de electricidad, que quedarán bajo la tierra en por lo menos 23 de las cuadras inmediatas al centro capitalino en una primera etapa, lo que implica también la eliminación de los postes que sostienen el tendido eléctrico.

Este proyecto forma parte del plan de reordenamiento del Centro Histórico, que incluye la remodelación de las plazas Gerardo Barrios, Libertad y Morazán. Las dos primeras ya finalizadas, mientras la tercera está ya en su etapa final y la cual el alcalde Bukele ha dicho que entregará en los próximos días.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here