Estudiantes, autoridades de Gobierno y entidades no gubernamentales
participaron en un simulacro en una zona costera de El Salvador para medir sus capacidades de repuesta ante un terremoto de magnitud 7,1 en la
escala de Richter y un tsumami.

La actividad se llevó a cabo simultáneamente en las localidades del Puerto
de La Libertad, San Diego y El Majagual con un total de 2.000 participantes que reaccionaron “satisfactoriamente” ante la simulación de un movimiento telúrico con epicentro en el mar, según apuntó a Efe el representante de Protección Civil del municipio de La Libertad, Ernesto Bonilla.

A las 10.05 hora local (16.05 GMT) sonó la alarma que indicó la amenaza
del terremoto y la posibilidad de un tsunami, lo que llevó a alumnos de
cuatro escuelas del Puerto de La Libertad y los empleados de la
municipalidad a evacuar a una zona segura.

El Salvador

Los uniformados de Protección Civil, de socorro y agentes de la Policía
Nacional Civil también participaron en el simulacro indicando la ruta
que la población evacuada debía seguir para poner sus vidas a salvo.

La operación de evacuación duro 20 minutos, tiempo que, según Bonilla, es
el “idóneo para que las personas salgan de los edificios en los que se
encuentran y lleguen, manteniendo la calma y sin correr, a un lugar
seguro”.

Tras el simulacro, las autoridades agradecieron a escolares y demás
participantes por reaccionar con prontitud al escuchar la alarma, evacuar
de forma segura y dirigirse de forma ordenada a la zona segura.

Alexander Carranza, alumno de noveno grado del Centro Escolar
Católico del Puerto de La Libertad, comentó a Efe que “al principio
me sentí muy nervioso, pero luego pensé que era un ejercicio que puede
ayudar a salvar nuestras vidas y seguí las indicaciones que nos iban dando”.

Por su parte, Roldán Gómez, representante de Plan Internacional El
Salvador explicó a Efe que el equipo de notificación masiva, bocinas que
se utilizan para la alerta, están colocados en puntos estratégicos para que se
activen cuando ocurre la emergencia.

Estos equipos, que se encuentran instalados en el Puerto de La
Libertad, la localidad de San Diego y El Majahual fueron una donación de Plan Internacional, con una inversión de 18.000 dólares.

Capacidad terremoto

En un país como este (El Salvador donde hay una actividad sísmica
con frecuencia) es muy importante contar con recursos para ayudar a la
población a realizar una evacuación segura e inmediata ante un desastre
(…) como institución estamos comprometidos en apoyar todas las acciones
encaminadas en prevenir y atender situaciones de riesgo”, agregó Gómez.
En 2001, El Salvador sufrió dos terremotos: uno el 13 de enero y el otro
el 13 de febrero.

El primer sismo, de magnitud 7,7, tuvo epicentro en el océano Pacífico
frente al departamento de Usulután (este), dejó 944 fallecidos, 1.155
edificios públicos dañados, 108.261 viviendas destruidas, 19 hospitales, 405
iglesias dañadas y 445 derrumbes, entre otros años.

El segundo, con epicentro en San Vicente (centro), fue de magnitud 6,6,
causó 315 muertos, 82 edificios públicos dañados, 41.302 viviendas
destruidas, 73 iglesias dañadas, y 71 derrumbes

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your name here
Please enter your comment!