El diario The Washington Post publica este martes un artículo que explica “qué salió mal con el alerta de misiles en Hawaii” del mes pasado. Según el diario, el empleado de emergencias que envió la señal el 13 de enero sobre un ataque inminente, estaba convencido de que de un misil balístico se dirigía hacia el archipiélago después de haber escuchado mal un mensaje grabado que era parte de un simulacro no programado. Así lo concluye una investigación preliminar.

Una combinación de error humano e inadecuadas salvaguardas impulsaron al empleado a enviar deliberadamente el mensaje de alerta, que sembró confusión y miedo durante 38 minutos, afirma la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), este martes.

Revelan los detalles sobre cómo se lanzó una falsa alerta de ataque con misiles en Hawaii

El escalofriante mensaje de un alerta de misiles que recibió la gente en sus celulares. / AP

El error comenzó con el supervisor del turno noche que decidió probar a los empleados que ingresaban a la mañana con un simulacro espontáneo. El supervisor del grupo de la mañana supuestamente sabía del ensayo, pero creyó que estaba destinado a los empleados de la noche que terminaban su turno, con lo cual no estaba preparado para manejar la prueba durante la mañana, dice la FCC.

Como resultado, no hubo supervisión cuando el supervisor de la noche llamó a los empleados de la mañana simulando ser el Comando Militar del Pacífico, alertando sobre la detección de un amenaza de misil.

Según el procedimiento estándar, el supervisor de la noche, simulando ser el Comando del Pacífico, difundió un mensaje grabado a los empleados de emergencia alertándoles sobre la falsa amenaza. El mensaje incluía la frase “ejercicio, ejercicio, ejercicio”, pero incorrectamente el mensaje también incluía la frase: “Esto no es un simulacro”.

El empleado que escuchó el mensaje no llegó a oír la parte de “ejercicio, ejercicio…” y actuó sobre la porción del mensaje que no debió haber estado incluida, dice el Post citando el informe de la FCC.

“Amenaza de misil balístico hacia Hawaii. Busque un refugio inmediato. Esto no es un ejercicio”, señalaba la advertencia que llegó a los teléfonos celulares el sábado a las 8, hora de Hawaii.

Para peor, el error no fue detenido por el sistema de computadoras de la agencia de control de emergencias de Hawaii porque hay una muy pequeña diferencia entre el lanzamiento de una alerta de ensayo y un alerta real.

La falsa alarma, que fue desactivada más de media hora después, dejó a los hawaianos sumergidos en un clima de confusión, nervios e indignación.

El alerta además generó escenas de pánico.

Entonces, el gobernador de Hawaii, David Ige, señaló en diálogo con CNN que al parecer “alguien presionó el botón equivocado y envió la alerta” durante un cambio de turno. “Esto no debería haber pasado. Estamos investigando” lo ocurrido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here