Los privados de libertad del Centro Penal de Izalco, en Sonsonate, recibieron asistencia médica gracias a la jornada realizada por doctores de la Diercción General de Centros Penales (DGCP).

En un informe oficial dicha entidad informó que estas acciones se realizan con el objetivo de “contagio e incidencia” de enfermedades en la piel entre los reos.

Otra de las enfermedades que se están combatiendo con estas jornadas es la tuberculosis, añade el boletín, la cual sería la causa de varias muertes registradas durante los últimos meses.

Aunque la DGCP no se ha revelado estadísticas de muertes, fuentes locales sostienen que cada semana se reporta más de un caso de reos que son llevados de emergencia a un hospital de Sonsonate, donde fallecen.

“Los internos que han sido trasladados a estas cárceles han estado en prisiones donde existe el hacinamiento. Allí probablemente se contagian y acá viene a exhibir los síntomas” explicó uno de los médicos encargados de la jornada.

Las autoridades informaron, además, que a los privados de libertad se les realizaba un chequeo preventivo para conocer quienes están desnutridos para ponerlos con “una dieta especial”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your name here
Please enter your comment!