El rapero Quavo, conocido por ser uno de los tres componentes del popular grupo de hip hop Migos, será interrogado por la policía de Nueva York después de que el afamado joyero Eric the Jeweler -responsable de algunas de las joyas más llamativas lucidas por artistas como Snoop Dogg o 50 Cent- le denunciara a principios de esta semana por, supuestamente, haberle golpeado en repetidas ocasiones y haberle robado además un collar de gran valor.

El suceso, siempre de acuerdo con la información publicada por el portal de noticias TMZ, se habría producido el pasado domingo en una fiesta celebrada poco después de la ceremonia de entrega de los premios Grammy, que este año tuvo lugar en el Madison Square Garden de la ciudad. Según los testigos a los que ha tenido acceso el medio, el citado joyero se habría encarado con Quavo en un momento de la noche para reclamarle el pago de una deuda que habría contraído con él, y ese habría sido el punto de inicio del rifirrafe.

En cuestión de minutos, la confrontación entre los dos hombres habría pasado del plano verbal al puramente físico y, como habría declarado posteriormente Eric a los agentes que le entrevistaron, solo terminó cuando el rapero y uno de sus acompañantes se abalanzaron sobre él para atacarle con fiereza y este se vio obligado a escapar del local para asegurarse de que no sufría daños de gravedad.

Además de informar a la policía sobre las heridas leves que presentaría en su cabeza como consecuencia del altercado, Eric también denunció la desaparición del collar que llevaba en esos momentos encima, cuyo valor ascendería hasta los 30.000 dólares, aunque en ningún momento apuntó a sus presuntos agresores como responsables de su pérdida debido a que existiría la posibilidad de que se le hubiera caído durante la pelea.

Como se desprende del testimonio de varias fuentes ligadas a la discoteca donde tuvo lugar el incidente, el exclusivo club 1Oak, los compañeros de banda de Quavo, Takeoff y Offset -este último es conocido también por ser el prometido de la rapera Cardi B- podrían ser asimismo interrogados por las autoridades a pesar de que no se encontraban en el lugar de los hechos, con el objetivo de recabar más información sobre el paradero de la carísima joya sustraída.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here