El anuncio del compromiso de la princesa Eugenia, hija del príncipe Andrés y su ex esposa Sarah Ferguson, con su novio Jack Brooksbank a principios de esta semana ha generado el mismo interés mediático que cualquier noticia relacionada con la monarquía. Si bien su enlace no tendrá la misma repercusión que el de su primo, el príncipe Enrique, con Meghan Markle, los británicos parecen sentir la misma curiosidad que en su momento generó la actriz ya retirada acerca del futuro marido de la nieta de Isabel II.

Pues bien, ha sido la propia abuela del joven, Joanna Newton, de 91 años, quien se ha encargado de ejercer de portavoz oficiosa de su familia para expresar su entusiasmo ante la boda y permitir que conozcamos un poco mejor al joven.

“Es maravilloso. Jamás se me habría pasado por la cabeza que algo así pudiera suceder, pero estamos todos muy contentos. Nunca pensé que Jack acabaría casándose con un miembro de la familia real”, asegura la extrovertida nonagenaria en conversación con el periódico Daily Mail, haciendo gala de la sinceridad arrolladora que suelen permitirse las personas de su edad.

“Es un chico encantador y todo eso, pero no diría que es el más inteligente, y nunca se me habría ocurrido pensar que esto podría suceder”, reconoce sin tapujos.

Aunque esas declaraciones encajan con el perfil que han realizado por el momento los medios ingleses del futuro novio, haciendo hincapié en que nunca acudió a la universidad pese a haber recibido una exclusiva educación y en que aún trabajaba como camarero en un exclusivo club de Chelsea cuando conoció a Eugenia, la distinguida anciana también insiste en que su nieto, por quien siente un evidente cariño, es una bellísima persona.

“Es solo que nunca pensé que llegaría tan lejos, convirtiéndose en miembro de la familia real. Pero siempre ha sido encantador, muy educado, y siempre ha sido una buena persona. Le definiría como un chico corriente, jamás se me ocurriría decir que hay nada extraordinario en él; es un buen mozo, un buen amigo y creo que dice mucho de Eugenia que sea a él a quien quiera; me parece precioso”, añade.

Respecto a su futura nieta política, Joanna no podría haberse formado una opinión más favorable de ella durante las escasas horas que compartieron juntas.

“Solo la he visto una vez, cuando fui a Londres de visita para almorzar con los dos, y fue encantadora. Es una chica normal, no hay ni un ápice de pretensión en ella, es casi como si no fuera de la realeza”, concluye Joanna, que está ansiosa por conocer a los distinguidos familiares de la princesa.

Por el momento no existe una fecha oficial para la ceremonia que tendrá lugar en el castillo de Windsor, y que la abuela de Jack ha descartado ahora que se vaya a celebrar en septiembre atribuyéndolo a un problema de agenda por parte del palacio de Kensington.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here