En un hecho confuso, un hombre atacó a balazos un autobús de la Ruta 304, cuando sus ocupantes circulaban por el kilómetro 80 de la Carretera Panamericana, cerca del puente Quebrada Seca, en el caserío Valle Nuevo del cantón Parra Lempa (San Vicente).

Diariamente, esa ruta hace su recorrido entre La Unión y San Salvador, pero este domingo fue contratado para transportar a un grupo de feligreses a una actividad religiosa que se realizaría en el municipio de Santa Clara, en San Vicente.

La Policía informó que alrededor de las 9:00 de la mañana, un hombre se colocó a una distancia prudencial del automotor y le disparó varias veces hacia la parte alta del parabrisas.

El parabrisas mostraba al menos seis balazos.

Algunos pedazos de vidrio que se desprendieron, debido al impacto de los proyectiles, alcanzaron a un pasajero y le causaron lesiones leves en un brazo.

La víctima tuvo que recibir asistencia médica en la misma escena.

El tramo donde está situado el puente Quebrada Seca, donde fue registrado el hecho, tradicionalmente ha sido utilizado por los delincuentes para asaltar a los automovilistas particulares o a los usuarios del transporte público, según las autoridades y algunos pobladores.

Lo que ha llamado la atención de la Policía y de algunos lugareños es que el pistolero de ayer no intentó abordar la unidad para asaltar a los pasajeros ni se acercó a la ventana del chofer para quitarle la vida o hacer alguna exigencia.
Las fuentes sostienen que el sujeto escapó de la zona tras disparar al automotor.

Varios policías hicieron un rastreo para dar con él, pero hasta ayer tarde no había reporte de su captura.

Preliminarmente, las autoridades descartaron que este hecho haya sido obra de pandillas, pues el sujeto actuó solo. Sin embargo no lograron establecer por qué lo cometió.

Algunos lugareños se mostraron preocupados por este hecho de violencia y esperan que la Policía realice patrullajes de forma continua en las localidades de Parras Lempa, San Francisco Chamoco, La Galera y El Rebelde, pues aseguran que son acechados por delincuentes.

En 2014, producto de ataques armados hacia diferentes rutas de buses que van hacia la zona oriental, las estadísticas daban cuenta de una persona muerta y más de cinco lesionadas.

Rutas 202 y 210 brindan servicio irregular

El domingo, un día después del asesinato de un motorista de la Ruta 202, los empleados brindaron un servicio irregular de transporte entre Ahuachapán y San Salvador.

Lo mismo pasó con la Ruta 210, que hace su recorrido entre Atiquizaya y Santa Ana.

Los trabajadores de ambas rutas se declararon en paro indefinido, la mañana del sábado, pero ayer algunos choferes salieron a trabajar.

Alejandro Morán fue asesinado minutos después de haber iniciado el primer viaje del día. Varios pandilleros abordaron la unidad para matarlo cuando circulaba por el kilómetro 89 de la Carretera Panamericana, en el cantón El Jobo, en Turín.

La Policía dijo que está indagando si el ataque contra Morán está relacionado con el cobro de la extorsión o si fue porque tenía problemas con los delincuentes. Por este ataque, la Policía tampoco ha reportado capturas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your name here
Please enter your comment!