La vida sentimental de Paris Jackson sigue siendo un misterio desde que anunciara su ruptura a principios de año con el que hasta el momento había sido su novio, Michael Snoody. A partir de aquel instante, la hija de Michael Jackson ha visto cómo su carrera como actriz y modelo ha experimentado un importante espaldarazo mediático, hasta el punto de protagonizar las portadas de cabeceras tan prestigiosas como Rolling Stone, Vogue y ahora, la conocida revista australiana Stellar.

Precisamente, la última aparición de Paris frente a los medios se ha producido en Australia durante la afamada Melbourne Cup. Una popular competición equina que cada año reúne a personalidades de la esfera deportiva y social a nivel nacional e internacional. En este caso, Jackson acudía al evento aprovechando su visita al país, convirtiéndose en el rostro más buscado de la jornada por los periodistas gráficos allí presentes.

Como no podía ser de otro modo, la joven actriz y modelo protagonizaba los titulares de las principales medios que, además de percatarse de su presencia, publicaban unas imágenes de Paris compartiendo un rato de confidencias con un apuesto desconocido que, según algunos portales como Daily Mail, “no dudó en abrazar a la hija del Rey del Pop”. Según la misma fuente, los interrogantes acerca del misterioso joven con el Paris se dejó ver -la acompañó a su llegada y se marchó con ella en el mismo vehículo- no paran de crecer. Según palabras textuales del medio, “se desconoce si se trata de un amigo australiano de Paris o si, por el contrario, había volado desde Los Ángeles junto a la artista”.

Sea como fuere, la realidad es que esta última aparición de Paris ha hecho crecer los rumores de la existencia de un nuevo amor en la vida de la bella joven en diversos foros de la prensa internacional. Unas voces que la propia modelo trataba de frenar en el mismo evento con un gran sentido del humor, durante una entrevista concedida al Daily Telegraph. La joven aseguraba a los periodistas allí presentes haberse enamorado de Marmelo, uno de los caballos participantes en la competición: “We’re going to get married, he’s my new boyfriend” (Él es mi nuevo novio, vamos a casarnos).

Después de esta impactante afirmación, Paris no dudó en aclarar a los medios el carácter irónico de su respuesta: “Amo a los caballos. Pasé mucho tiempo junto a ellos haciendo terapia en el instituto. También tuve mucho contacto con ellos cuando ayudaba a mi madre (la australiana Debbie Rowe) en su rancho”. Una aclaración que, de momento, no ha podido frenar los rumores acerca de su desconocido nuevo amigo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here