Panamá se ubicó entre las tres primeras posiciones de los países
con mejores empleos de América Latina, plasma un informe
elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El estudio “ Índices de Mejores Trabajos” mide las condiciones laborales de 17
naciones y fue publicado esta semana (https://mejorestrabajos.iadb.org/es/indice)
por el organismo.

Uruguay, Chile y Panamá lideran la lista de mejores empleos en la región,
seguidos de Argentina, Costa Rica, Brasil, Ecuador, Paraguay, Colombia y
Bolivia

República Dominicana, Perú, México, Nicaragua, El Salvador, Honduras y
Guatemala ocupan los últimos espacios del listado.

El documento mide los empleos de los países por medio de dos
dimensiones: cantidad y calidad.

De acuerdo al BID, la dimensión de cantidad busca capturar la participación
laboral -es decir, cuánta gente desea trabajar- y la ocupación, plasmando cuántos
efectivamente lo hacen.

Mientras, la de calidad se construye con las tasas de formalidad -cuánto del
empleo que se genera está dentro de la seguridad social- y si los salarios que
reciben son suficientes para superar la pobreza.

Panamá logró un puntaje de 63,8, del promedio de calidad y cantidad de América
Latina (57,1 puntos). Uruguay, que logró la primera posición del listado, obtuvo
71,9 puntos.

“Para que un país obtenga 100 puntos, todas las personas que participan en la
fuerza laboral deben estar empleadas con un trabajo formal que les aporte un
salario suficiente”, añade el ente.

Panamá consiguió 79,2 puntos en participación laboral, superando el promedio
de 77 de la región. En la tasa de ocupación, el país registró 74,9 puntos en
comparación con el promedio de 71,3.

Mientras que la tasa de formalidad laboral del país es de 47,8 puntos, superando
el promedio regional de 33,5, y en el indicador de salario suficiente, Panamá
alcanzó 60,3 puntos ante los 46,7 de Latinoamérica.

El organismo agrega que cada indicador y dimensión “tiene el mismo peso dentro
del índice” y que se mide en relación a la población en edad de trabajar (15 a 64
años), excluyendo a las personas que están estudiando y, que por ello, no se
encuentran trabajando ni buscando un empleo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your name here
Please enter your comment!