En un esperado discurso que fue seguido en directo por millones de estadounidenses en las pantallas de sus casas y en bares de todo el país, el presidente Donald Trump proclamó esta noche ante el Congreso que ha llegado “un nuevo momento” para Estados Unidos y, aunque pronunció un duro discurso de sello nacionalista, llamó a los ciudadanos a unirse para ser “una sola familia”.

En el tradicional mensaje sobre el Estado de la Unión, ante una sesión plenaria de Diputados y Senadores, los presidentes hacen su balance y fijan los ejes fundamentales para el año entrante. En un discurso de tono moderado, pleno de historias de héroes estadounidenses presentes en el recinto, Trump festejó los avances de la economía y pidió avanzar para aprobar una reforma migratoria por consenso. Pero en varios tramos se mantuvo firme en sus posturas conocidas, lo que pone en dudas su voluntad real de conseguir acuerdos bipartidistas.

Un moderado Donald Trump llamó a EE.UU. a "unirse como una sola familia"

El presidente Trump aplaude. Detrás, el vicepresidente Mike Pence y el presidente de la Cámara de Representantes Paul Ryan.

Trump, de traje azul y corbata celeste, anunció anoche que “es el nuevo momento estadounidense. No ha habido nunca antes un mejor momento para comenzar a vivir el sueño americano” y llamó a sus ciudadanos a convivir como “un equipo” y “una sola familia”. Dijo que busca “restablecer los lazos de confianza entre nuestros ciudadanos y el gobierno” y que su administración está construyendo un país “seguro, fuerte y orgulloso”.

Trump aprovechó el horario central de la televisión para acreditarse la mejora registrada en la economía en los últimos tiempos. “El estado de la unión es fuerte porque nuestra gente es fuerte”, señaló. Aunque el desempleo venía en baja en los tiempos de Barack Obama, alcanzó niveles históricamente bajos, con un 4,2%. El PBI crece a un ritmo cercano al 3% y el presidente argumentó que la reforma fiscal que promulgó el año aumentó la confianza de las empresas y hará que las compañías reinviertan en Estados Unidos.

Un moderado Donald Trump llamó a EE.UU. a "unirse como una sola familia"

Trump durante el discurso.

En este contexto, Trump anunció que buscará la aprobación por parte de los legisladores de un mega-plan billonario de infraestructura para reconstruir puentes, caminos, aeropuertos y obras hidráulicas, una promesa que había hecho en campaña y que ahora busca concretar en un año electoral. Los republicanos, que aplaudían todo el tiempo no se vieron tan exultantes en ese momento. La iniciativa será un gran desafío para el presidente ya que deberá luchar más que con los demócratas contra su propio partido, siempre esquivo a elevar el gasto público.

Uno de los momentos más esperados fue cuando se refirió a la reforma migratoria. Trump propone una salida bipartidista, que sea negociada en el Congreso para destrabar el diálogo y permitir la aprobación del presupuesto federal. Los demócratas exigen que para aprobar el presupuesto debe haber una solución para los casi 700.000 jóvenes inmigrantes que habían regularizado su situación en 2012 pero quedaron en el limbo cuando Trump anunció que no renovaría el programa DACA y pateó la pelota al Congreso.

Un moderado Donald Trump llamó a EE.UU. a "unirse como una sola familia"

Trump abandona el Congreso tras su discurso.

El presidente se manifestó dispuesto a aprobar que esos jóvenes se queden en el país, a cambio de dinero para levantar un muro en la frontera, mayores controles migratorios y la interrupción de la inmigración familiar. Si bien se mostró abierto al diálogo, se mantiene inflexible en esos puntos. Además, presentó el tema con la historia de una chica asesinada por una pandilla de hispanos indocumentados, lo que volvió a ligar a los inmigrantes con la violencia y el desempleo.

“Estamos orgullosos de haber hecho más que cualquier país por mucha gente que sufre en el mundo. Pero, como presidente, mi compasión, mi preocupación son los trabajadores estadounidenses”, dijo.

Además del control de la inmigración –algo que es celebrado en la américa profunda— hubo varios otros mensajes para sus votantes. “Hemos eliminado más regulaciones que cualquier gobierno en la historia de nuestro país”, señaló, sobre todo las que controlaban la salud del medioambiente. “Hemos eliminado la guerra contra nuestro hermoso y limpio carbón”, dijo con un dejo de ironía.

Un moderado Donald Trump llamó a EE.UU. a "unirse como una sola familia"

El presidente saluda a sus partidarios en el Congreso.

Además de la baja de impuestos y los planes de infraestructura, hubo un par de temas que pueden tener un impacto directo en un año electoral, cuando en noviembre se renueva la totalidad de la cámara de diputados y un tercio del Senado. Trump dijo que abogará por la reducción del precio de los remedios de prescripción médica y por la instauración de la licencia por maternidad, un derecho que no existe en EE.UU.

En el plano exterior presumió de los avances contra el ISIS, aunque reconoció que “aún queda mucho por hacer” frente al terrorismo. Además, dijo que “en todo el mundo enfrentamos a regímenes sin control, grupos terroristas, y rivales como China y Rusia que amenazan nuestros intereses, nuestra economía y nuestros valores”. No mencionó en ningún momento el “Rusiagate”, la injerencia rusa en la campaña electoral de 2016, un tema por lo que varios de sus colaboradores están siendo investigados.

Sobre Corea del Norte condenó la “cruel dictadura” y dijo que colocará sobre ese país “máxima presión” porque “sólo necesitamos observar el carácter depravado del régimen de Corea del Norte para entender la naturaleza de la amenaza nuclear que éste supone para Estados Unidos y nuestros aliados”, dijo.

Los asesores de Trump trabajaron con gran esfuerzo en el pulido del discurso para que fuera inclusivo y no beligerante, pero a la vez que no desencantara a los votantes de la América Profunda que aman muchas de las controvertidas propuestas del magnate. Como primera medida, los estrategas deben haber rogado al presidente que no utilizara su Twitter y lo lograron, ya que durante todo el día no hubo novedades en esa cuenta que dispara a quemarropa contra adversarios y medios de comunicación. En segundo lugar, convencieron al presidente de seguir a rajatabla el teleprompter, para evitar posibles traspiés o frases fuera de lugar.

Un moderado Donald Trump llamó a EE.UU. a "unirse como una sola familia"

Miembros de la minoría demócrata de la Cámara y el Senado, posan para los medios gráficos vestidos de negro en apoyo al movimiento “MeToo”, antes del discurso. (Foto EFE)

Aunque se mantuvo inflexible en sus propuestas, el tono del discurso, que duró 1 hora y 20 minutos, buscó ser inclusivo. De hecho, ya lo había anticipado horas antes en un almuerzo con presentadores de cadenas de televisión. “Quiero ver al país unido”, dijo, pero opinó, en un mensaje más bien inquietante, que será difícil hacerlo sin “un gran acontecimiento” que “normalmente no suele ser algo bueno” que renueve el patriotismo de los estadounidenses.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here