Un niño con capacidades especiales, de nueve años de edad, perdió
totalmente su órgano reproductor en Tegucigalpa.

Por su condición especial, el niño usaba un pañal por lo que en ese
momento había hecho de sus necesidades fisiológicas, por lo que el perro
de la casa se sintió atraído y comenzó a lamerlo hasta que le arrancó
completamente el pene.

Minutos después llegaron los padres y encontraron a su hijo llorando y
ensangrentado, por lo que lo trasladaron de emergencia al Hospital
Escuela Universitario.

El urólogo del centro asistencial, Dennis Chirinos, expresó que tendrán
que esperar a que el niño crezca para determinar si le pueden realizar una
cirugía reconstructiva.

El galeno manifestó que él no podrá engendrar hijos, pero sí podría tener
una vida sexual con una prótesis, pero todo dependerá de su desarrollo. El
hecho ocurrió hace un mes y él ya se está recuperado de sus heridas.

Chirinos comentó que en este año también atendió a un hombre
proveniente de La Esperanza, Intibucá, que -mientras andaba ebrio- se
quedó dormido en el monte y un cerdo le amputó la mitad de su pene.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here