Las primeras cifras hablaban de casi 200 muertos, pero horas después las estimaciones ascienden casi al doble. Ha ocurrido a primera hora de la mañana cerca de Freetown, la capital de Sierra Leona. Después de que las lluvias causaran fuertes inundaciones en Regent, a escasos kilómetros de Freetown, estas lluvias han derivado en ríos de lodo y han contribuido al derrumbe de parte de una colina. Según el diario local The Sierra Leone Telegraph, de los primeros 200 muertos, al menos 60 eran menores de edad. Los servicios de rescate y emergencia están sobrepasados por el elevado número de víctimas, cuyos cuerpos están siendo trasladados a la morgue del Hospital Connaught.

Se teme que el número de víctimas siga creciendo en las próximas horas, ya que muchas personas permanecen sepultadas después de un movimiento de tierras en la colina se precipitara sobre sus viviendas. “Es muy probable que cientos de personas sigan sepultadas bajo el fango”, ha asegurado el vicepresidente Victor Fog a Reuters. “El desastre es tan serio que me siento roto”, ha añadido, “estamos tratando de acordonar la zona y de evacuar a la población”. Según han declarado algunos periodistas locales que se han acercado a la zona afectada, el desastre podría haberse producido cuando la mayor parte de la gente estaba durmiendo, lo que habría imposibilitado que se avisaran entre los vecinos del peligro.

Las fotos que los ciudadanos están compartiendo en las redes sociales como testigos del desastre muestran coches flotando en las calles, chabolas destruidas y personas sorteando el agua que a muchos llega casi al nivel del cuello. Fuertes caudales de agua y fango caen con fuerza llevándose por delante todo lo que se encuentra a su paso, ya que se trata de una zona rural y las viviendas no están hechas para soportar este revés. Además de Regent, otras áreas afectadas son Kissy Brook y comunidades de Dworzak Farm. Como medida de seguridad para evitar más muertes, las autoridades locales han pedido a los ciudadanos que eviten los traslados en coche ya que varias carreteras de la zona han sido cortadas a causa de las lluvias. Regent se encuentra en el Parque Nacional Western Area, que en 2012 se presentó como candidato a formar parte de la lista de lugares Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Las fuertes lluvias durante este periodo del año son habituales en la región occidental del continente. En 2015 otra oleada de lluvias dejó a miles de personas sin hogar y causó una decena de fallecidos, también en Freetown. Durante este último año se han dado varios episodios de lluvias violentas en distintos países como Botsuana, Angola o Sudáfrica, que se han cobrado múltiples víctimas y han dejado tras de sí muchos daños materiales destrozando viviendas a su paso. Pero en ningún caso se produjo un desastre de tal magnitud y con tan elevado número de bajas civiles como el presente en Sierra Leona.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here