Pasaron casi dos décadas de la última vez que un ciclista guatemalteco había ganado la Vuelta a Guatemala; fue Fermin Méndez quien en el 2000 alcanzó la gloria en la fiesta del pedal.

Hoy, es el turno de Manuel Rodas, el máximo exponente nacional de este deporte en la actualidad. Rodas, olímpico en Pekín 2008, Londres 2012 y Río 2016, escribió su nombre en la historia de la Vuelta.

El ciclista de La Esperanza, Quetzaltenango, marca diferencia con su positiva actitud, la cual mantiene en las distintas facetas de su vida deportiva y privada. A eso agrega la experiencia que acumuló desde hace más de 15 años, cuando se unió al ciclismo competitivo.

DEDICADO

Manuel se inició en el ciclismo de una inusual manera. Antes de entrar de lleno al pelotón, su pasión era el futbol. No hubo palabras que lo convencieran. Sin embargo, su tío y actual director deportivo de la Fedeciclismo, Omar Ochoa, lo convenció de que debía acompañarlo a una Vuelta de la Juventud en 1994, como su asistente, cuando tenía  15 años.

Desde allí todo cambió. Al regresar de esa carrera su enfoque fue distinto. Insistió en que quería una bicicleta. Su historia empezó a forjarse. Su primer equipo fue el de la Asociación de Quetzaltenango, que contó con el apoyo de Agua Salvavidas, por la gestión del recordado Armando Chiqui Castillo.

“Afrontó varias caídas, las cuales no fueron de cuidado. Por esa razón lo bautizamos como culebra porque siempre estaba en el suelo”, contó el entrenador.

Su primer sueldo como corredor fue de Q300.  La constancia y disciplina son aliados perfectos de Meme. Cumple de manera responsable con las prácticas, así como con el entrenamiento “invisible”. Cumple con sus debidas horas de sueño y sus momentos de descanso.

Además, lleva una sana alimentación y se hidrata convenientemente, porque sabe que la recuperación de un ciclista tiene que ser la adecuada.

Antes y después de los exigentes entrenamientos practica rodos estacionarios. Lo hace de 20 a 30 minutos, que aproximadamente rondan los 25 kilómetros. De esa manera se relaja por completo de la extensa jornada de trabajo.

La primera Vuelta a Guatemala para Memito fue en el 2004, a los 19 años. Lo hizo con el equipo Hino-Radio 10. Al siguiente año entró como patrocinador Cable DX.

La historia del ciclista empezó a crecer. “Desde que empecé en el ciclismo soñé con el triunfo en la Vuelta a Guatemala y estoy cerca de lograrlo”, declaró Rodas, quien participa en su vuelta 12 al país.

“Quiero que los guatemaltecos disfruten el triunfo, el cual está dedicado a todos”, dijo, pero aclaró que hay que terminar la Vuelta para festejar como se debe, “con calma y serenidad”.

El quetzalteco valora a sus compañeros. “Sin ellos no estaría en donde estoy. Todos hacen un trabajo digno de un verdadero equipo. Además, está el resto de miembros que cumplen su parte, como los patrocinadores quienes nos han respaldado desde siempre”. afirmó.

Rodas ha tenido el suficiente tiempo para disfrutar del ciclismo competitivo, así como  cumplir con sus deberes de esposo y padre.

Además, comparte con los aficionados y se toma fotografías con todos. “Son aspectos que forman parte de la vida de un ciclista y lo hago con gusto. Todos merecen mi atención”, reconoce el campeón.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here