Dos empresas estatales de Rusia invirtieron cientos de millones de dólares en Facebook y Twitter en los últimos años a través del multimillonario ruso Yuri Milner, según la investigación de los ‘Paradise Papers’ publicada hoy por decenas de medios de comunicación de todo el mundo.

La revelación llega en un momento en el que el Comité de Inteligencia del Senado de EEUU está investigando cómo los operadores rusos usaron Facebook, Google, Twitter y otras redes sociales para tratar de sembrar división y desinformación durante la campaña presidencial en EEUU de 2016.

Los diarios ‘The New York Times’ y ‘The Guardian’, dos de los medios que han participado en la investigación coordinada por el Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ) sobre negocios en paraísos fiscales, informaron sobre los negocios de Milner, que posee importantes participaciones en Facebook y Twitter.

La inversión en Twitter de Milner tuvo en 2011 el respaldo de 191 millones de dólares procedentes de VTB, un banco estatal ruso que a menudo se usa para estrategias políticas, según indica ‘The New York Times’. En cuanto a la de Facebook, alrededor de 1.000 millones de dólares de los fondos que invirtió Milner procedían de la institución financiera estatal rusa Gazprom Investholding, que está sancionada por Estados Unidos, igual que VTB.

Las compañías de Milner llegaron a controlar más del 8% de Facebook y el 5% de Twitter, y aunque vendió esas acciones hace cinco y tres años, respectivamente, sigue invirtiendo en otros gigantes tecnológicos, de acuerdo con el diario neoyorquino.

Trasfondo político

No es ilegal que instituciones estatales extranjeras inviertan en EEUU Sin embargo, según el ex director de asuntos rusos en el Comité de Seguridad Nacional estadounidense, Michael Carpenter, estas operaciones tienen un trasfondo político.

“Las instituciones vinculadas al Kremlin hacen inversiones con unos intereses estratégicos en mente. No sólo intereses comerciales sino intereses estatales también, van de la mano” dijo Carpenter. “Los oligarcas que reciben cantidades significativas de financiación por parte de bancos rusos como VTB, Sberbank o Gazprombank deben aprobar un umbral político, lo que supone que dicho apoyo requiere la aprobación explícita o tácita de la cúpula del sistema capitalista ruso”, añadió.

Según revelaron las filtraciones de los ‘Paradise Papers’, el multimillonario ruso tiene actualmente inversiones en un proyecto inmobiliario llamado Cadre y fundado por Jared Kushner, el yerno y destacado asesor del presidente estadounidense Donald Trump.

No obstante, el inversor ruso aseguró en una entrevista con ‘The Guardian’ que solo ha visto una vez a Kushner, con quien se tomó un cóctel en Estados Unidos el año pasado, y que invirtió en su negocio por puras razones comerciales.

También aseguró que los fondos procedentes de VTB no le permitieron influir políticamente a los propietarios de Twitter, y que no sabía que su inversión en Facebook se beneficiaba de fondos de Gazprom Investholding, dado que esa empresa canalizó la transacción mediante una compañía opaca en un paraíso fiscal.

“No estoy implicado en actividades políticas. No estoy financiando ninguna actividad política”, subrayó Milner.

Por su parte, VTB y Gazprom aseguraron al Times que sus transacciones no estuvieron motivadas por consideraciones políticas.

Los documentos de los ‘Paradise Papers’ provienen de una filtración de documentos de la firma de abogados Appleby y Asiatici Trust, recibida por el diario alemán ‘Süddeutsche Zeitung’, y procedentes de 19 países que figuran en la lista de paraísos fiscales de la OCDE.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here