Guerras, sequías, terremotos, huracanes… el año 2017 ha dejado muerte y desolación a su paso, así como una cifra récord de personas que han tenido que abandonar sus hogares por distintos motivos. Pero también ha habido buenas noticias que hay que celebrar y que Europa Press Internacional repasó con las ONG.

Para Plan International y World Vision, ONG ambas centradas en la protección de la infancia, sin duda la buena noticia del año ha sido la aprobación de leyes en cinco países para la prohibición del matrimonio infantil: Guatemala, El Salvador, Honduras, Malaui y Trinidad y Tobago.

En el caso de Malaui y Guatemala, Plan International llevó a cabo campañas de movilización que ayudaron a impulsar la aprobación de la ley. Según ha destacado la ONG, Malaui era el segundo país de África con la tasa más alta de matrimonio infantil, por encima de la media regional del 37 por ciento, mientras que en Guatemala en las zonas rurales el 23 por ciento de las mujeres se casan antes de cumplir los 18 en matrimonios que son pactados incluso cuando tienen 4 años.

Las buenas noticias que nos deja el mundo en 2017

En cinco países se prohibieron los matrimonios infantiles. Europa Press

“Ahora, las niñas en estos cinco países que deciden no cumplir con las imposiciones familiares y culturales tienen la ley de su parte”, resalta World Vision, subrayando que “cada año 13,5 millones de niñas sufren amenazas y son obligadas y alentadas a casarse”.

Además, recuerda la ONG, “el matrimonio infantil casi siempre va ligado a embarazos a muy temprana edad, con el riesgo para la salud de la madre y del bebé que eso implica” y, tras quedar separadas de sus familias, “a menudo estas niñas están condenadas a pasar una vida insalubre, analfabeta y de pobreza extrema“.

Desde ONU Mujeres resaltan igualmente los “pasos históricos” dados por estos países para acabar con el matrimonio infantil, así como el hecho de que Túnez, Líbano y Jordania hayan abolido las leyes que permitían a los violadores evitar ser castigados si se casaban con sus víctimas.

Las buenas noticias que nos deja el mundo en 2017

Se ha creado una nueva vacuna contra el rotavirus que puede salvar cientos de miles de vidas infantiles en África. Europa Press

Para el director de programas de Save the Children, David del Campo, la buena noticia es que cada vez más se confirma que “si se cumplen los compromisos humanitarios se ven los resultados”, como lo demuestra la reducción de la mortalidad de los menores de 5 años, por poner un ejemplo. “Ya no hay que pensarlo, solo hay que hacerlo” porque se sabe que determinadas cosas “dan buenos resultados”, subraya.

Sin embargo, pese a que existen decenas de acuerdos en materia humanitaria firmados los países, y en particular sus líderes, “no cumplen con la palabra dada” y la voluntad expresada “queda en papel mojado”. Por otra parte, “también hay más recursos que hace diez años pero hay más gente que necesita ayuda que hace diez años porque hay más crisis y guerras que nunca“, sostiene el responsable de Save the Children.

Para Médicos Sin Fronteras (MSF), la buena noticia de 2017 ha sido el ensayo con éxito de una nueva vacuna contra el rotavirus en Níger, algo particularmente relevante dado que la diarrea es la segunda causa de mortalidad entre niños y bebés. Esta vacuna podría llegar a salvar las vidas de 1.300 niños al día, destaca la ONG, incidiendo además en que está especialmente adaptada a las cepas presentes en el África Subsahariana y su precio, 2,3 euros, es inferior a las existentes actualmente en el mercado.

Las buenas noticias que nos deja el mundo en 2017

Miles de niños han vuelto al colegio en Irak y Siria. Europa Press

Desde el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) celebran el que gracias a la mejora de la seguridad, miles de niños han podido regresar a la escuela a lo largo de 2017 en distintas partes de Irak, como Mosul y sus alrededores, y Siria, incluida la ciudad de Alepo, la segunda del país.

La agencia de la ONU considera “fundamental que los niños sigan yendo a la escuela, especialmente durante una emergencia como un conflicto, para que puedan seguir formándose y aspirar a un futuro mejor”. Además, incide, “ir a la escuela les devuelve una sensación de normalidad y de recuperar su infancia”.

Para Amnistía Internacional, dos de las mejores noticias de 2017 tienen que ver con históricos fallos judiciales. El primero de ellos se produjo el 22 de noviembre, cuando el ex comandante serbobosnio Ratko Mladic fue condenado a cadena perpetua por el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY). Entre otras cosas, se le acusó de genocidio por la matanza de bosníacos en Srebrenica.

Las buenas noticias que nos deja el mundo en 2017

El ex líder militar serbobosnio Ratko Mladic condenado por genocidio. EFE

En opinión del director de Amnistía Internacional para Europa, John Dalhuisen, la “histórica sentencia” transmite el mensaje de que “la impunidad no se puede tolerar y no será tolerada”. “Aunque no pone fin al sufrimiento de las familias que han esperado más de 20 años para ver este día, ver que se hace justicia podría ayudarles a cerrar la herida”, destaca.

Una semana después, la Justicia argentina condenó a cadena perpetua a 29 represores, incluido Alfredo Astiz, por los delitos de lesa humanidad cometidos en el centro de detención clandestino ESMA durante la última dictadura (1976-1983) y por arrojar vivos al mar a los prisioneros en los conocidos como “vuelos de la muerte”.

Para la directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina, Mariela Belski, el fallo es “clave para la historia de los Derechos Humanos”. “Esta sentencia es un hito y un modelo de lucha y restitución de derechos en el largo camino por la justicia”, defiende, resaltando que es el resultado de la lucha colectiva de diferentes actores, tanto de la sociedad civil como de la justicia que trabajaron incansablemente durante años.

Las buenas noticias que nos deja el mundo en 2017

Algunos niños pueden sonreír a pesar de guerras, hambre y desplazamientos.

En opinión del director ejecutivo de Human Rights Watch (HRW), Kenneth Roth, la buena noticia que deja 2017 es la “resistencia” que se ha opuesto a la emergencia del populismo, que después de la victoria de Donald Trump en Estados Unidos parecía que era imparable.

El nuevo presidente estadounidense “era el paradigma” pero es un fenómeno que también se ha visto en Francia con Marine Le Pen y el Frente Nacional, en Reino Unido con el Brexit o en Polonia y Hungría con sus respectivos gobiernos, subraya Roth. “Parecía que los Derechos Humanos estaban totalmente a la defensiva y los populistas estaban ganando” pero sin embargo se ha producido “un fuerte movimiento contra el populismo”, celebra.

29 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your name here
Please enter your comment!