Muchas mujeres en China desean tener un cónyuge como él. Cuando los grupos de amigas se reúnen en Hong Kong para fantasear con el hombre perfecto siempre se imaginan a este taiwanés de 33 años. Se llama Joseph Chang Hsiao-chuan, es actor y todas lo conocen por ser el “marido nacional” del que todo el mundo habla en China.

“Él irradia esa confianza que te hace querer tocarlo y mantenerlo feliz. Parece el tipo de chico en el que todas las mujeres pueden confiar. A la gente le transmite sensación de seguridad, algo que la mayoría de los hombres en Hong Kong no pueden ofrecer”, asegura un ejecutivo de marketing.

Lo más importante de la imagen de Chang es que da esperanza a las mujeres que han perdido la fe en los hombres. En estos países y ciudades asiáticas donde el engaño, poner los cuernos y mantener a los amantes es bastante común, un hombre leal, honesto y humilde para muchos parece ser una raza en extinción.

Tres son multitud

El número 3 asusta a las mujeres chinas. Tienen miedo real a que sus maridos tengan amantes. En Hong Kong las revistas de cotilleos y los periódicos están repletos de historias de multimillonarios que alardean abiertamente de sus queridas de y lo que tienen que hacer las esposas por competir y ocupar un lugar mejor que “las otras”. El magnate del casino Stanley Ho, por ejemplo, tiene cuatro mujeres y la familia entró en una guerra abierta cuando cayó gravemente enfermo y hubo que hablar sobre la división de los activos.

El famoso y forrado empresario inmobiliario Joseph Lau, que está casado desde hace años y tiene hijos con varias mujeres, publicó el año pasado un anuncio a página completa en un periódico local aclarando la ruptura con una de sus exnovias, incluyéndo los detalles financieros. El actor Jackie Chan también tuvo un hijo con su amante e incluso el marido de la nueva líder hongkonesa Carrie Lam ha tenido que aclarar públicamente los rumores de que tiene una amante en Reino Unido.

Pero no solo se trata de magnates y ‘celebrities’. El número de hombres que se acuestan con otras mujeres es lo suficientemente grande como para convertir ciertas zonas del sur del país en “aldeas de concubinas”. Además, la rutina de fin de semana de muchos que visitan burdeles en Dongguan, un centro manufacturero en la provincia de Guangdong, sigue siendo un tema recurrente en la cultura popular.

Sin embargo Chang les ha devuelto la confianza a las mujeres asiáticas. Su imagen no transmite nada de lo anterior. Una columna muy importante de un periódico hongkonés lo describe (además de guapo y bien hecho) como una persona que emana calidez y seguridad. “Soy muy vergonzoso, pero gracias por el cumplido. No tengo ni idea de por qué las mujeres me ven de esa manera”, respondía el actor a la pregunta de cómo se sentía tras ser apodado como el “marido nacional”.

Estrena nueva serie en Fox a finales de año en la que interpretará a un profesor de Economía que se ve envuelto en una trama de corrupción financiera, pero llegó a la fama por primera vez en 2006 cuando hizo de marido fiel en la tragedia romántica ‘The Stolen Years’ y que lo catapultó a su estatus de galán regional. El frenesí de convertirse en la señora Chang ha aumentado desde que el pasado otoño rompiera con su novia.

Hombre cálido

De acuerdo con una encuesta realizada a 1.920 mujeres solteras en marzo por la mayor web de citas china, el 90% de ellas dijeron que prefieren a un hombre con aspecto normal a su lado, alguien que se preocupe y sea digno de confianza. “El hecho de que Chang no sea la estrella de cine más atractiva en todo el mundo lo hace más accesible y realista para ellas”, asegura Fan Lai, consejero de relaciones en varios medios de Hong Kong. “Pero soñar con un marido o un novio que no engaña es ingenuo y poco realista“, añade.

Otra encuesta, realizada por Durex en 2011, reveló que casi el 30% de los hongkoneses admite que engaña a sus parejas, un porcentaje mucho mayor que en Taiwán, China y EEUU. “La mayoría de ellos no pueden hacer que sus mujeres se sientan seguras. Con las ‘apps’ de mensajería instantánea y de citas nunca se sabe dónde están o lo que están haciendo. Una traición que no podemos soportar“, comenta Fong, ejecutivo de marketing.

¿Será entonces Chang realmente un galán o solo un lobo con piel de cordero igual que los demás?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here