En fuentes judiciales y policiales se confirmó que el monumento icónico de Barcelona, la Sagrada Familia, creada por Gaudí, era uno de los objetivos que planeaban atacar los terroristas mediante un atentado de grandes dimensiones.

Varios importantes medios españoles coinciden en dar detalles sobre las operaciones del grupo de Ripoll (Girona) dirigidos por el imán Abdelbaki Es Statty. Doce jóvenes integraban el núcleo, la base eran parejas de hermanos y los otros primos, de los cuales diez han muerto, dos están procesados y han sido enviados a la cárcel sin fianza por la Audiencia Nacional.

La fuente principal que reveló los planes de los asesinos para atacar iglesias y monumentos de Barcelona fue Mohamed Houlí Chemal, herido de gravedad cuando el centro operativo del grupo, ubicado en un chalet de Alcanar, a 250 kilómetros del cuartel general de Ripoll, fue totalmente destruido por una gran explosión que mató a dos o tres personas más.

Este percance trastornó por completo los planes de los terroristas que habían perdido además a su cabecilla, el imán. Decidieron entonces lanzar un ataque alternativo en las Ramblas de Barcelona, que provocó 14 muertos y 135 heridos, y otro en el balneario de Cambrils, donde los cinco asesinos fueron abatidos luego de dar muerte a una transeúnte.

Hospitalizado, Chemal se convirtió en un camino directo para llegar al corazón del grupo terrorista ya que informó con todo lujo de detalles sobre sus actividades y la personalidad de sus integrantes y sobre todo quién era el cabecilla clave, el imán Es Staty.

En su segunda declaración a la policía catalana, Chemal ya confesó que el principal objetivo de las iglesias y monumentos era la Sagrada Familia. Y lo repitió ante el juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andre.

Explicó a los magistrados que sus amigos le dijeron que los explosivos para atentar contra monumentos e iglesias no estaban listos porque se tenían que secar. El templo de Gaudí aparecía junto a otros íconos internacionales en un montaje que el grupo ISIS difundió en agosto del 2016 para señalar objetivos del yihadismo. Explicó que le habían dicho que para el islam, destruir monumentos e iglesias está bien y que él es un ignorante del islam y no sabía si era así. Fuentes presentes en la declaración aseguran que ante el juez se limitó a responder con monosílabos o palabras sueltas a las preguntas que se le hacían, dirigidas a ratificar las declaraciones que hizo a los Mossos. Pero ante una reiterada inquisitoria del juez respondió afirmativamente que uno de los objetivos, el principal, era la Sagrada Familia.

Chemal describió el explosivo y sus mecanismos como el instrumento terrorista favorito del ISIS, presente en todas sus web explicando como fabricarlo y utilizarlo. Se trata de “la madre se Satán”, elaborada en base a piróxido de Acetona, mezclado con otros líquidos que se pueden adquirir fácilmente en el mercado. Los terroristas prepararon los explosivos y detonadores de 125 garrafas de gas butano, en tareas que los ocuparon durante seis meses. Habían ocupado ilegalmente el chalet, propiedad de una entidad financiera.

Según el auto de la Audiencia Nacional y los Mossos de Esquadra los explosivos incluían 500 litros de piróxido de Acetona, 125 garrafas de butano, productos como agua oxigenada, bicarbonato y otros. Además, se iba a añadir gran cantidad de metralla para causar el mayor daño posible consistente en clavos y recortes de metal. Para iniciar la explosión los terroristas disponían de pulsadores y detonantes.

Según el sobreviviente, para elaborar la “madre de Satán” había que mezclar la acetona con los otros componentes con lo que se lograba una masa grumosa de color amarillo. Los expertos indican que este explosivo “produce heridas atroces, pero tarda en secarse y es muy inestable”. Ni los jóvenes de Ripoll ni el imán que los dirigía habían seguido ningún curso de entrenamiento. Seguían las instrucciones contenidas en las web del ISIS.

Los explosivos, la metralla y los otros elementos del ingenio iban a ser cargados en dos o tres camiones similares a las que realizó la matanza en las Ramblas el 17 de agosto conducida por Younes Abouyaaqoub, quien escapó hasta que fue abatido, este lunes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here