La elefante Brama, que desde hace un mes permanece en Gracias,
Lempira, por falta de documentación que autorice su traslado a una reserva en México, seguirá un tiempo más en el país.

El Instituto de Conservación Forestal (ICF) informó que a petición
del propietario del animal, este permanecerá en Honduras por 45 días más;
pasado este lapso, Brama será trasladada a un centro de protección en
tierra azteca, donde vivirá en un hábitat adecuado para su bienestar.

“El dueño pidió una prórroga porque la institución encargada de estos casos en México
tuvo pérdidas con el terremoto y esto ha complicado los trámites para la movilización”,
explicó Mirna Ramos, jefa del departamento de Vida Silvestre del ICF.

Indicó que ayer llegaron hasta el lugar donde está la elefante para hacerle
un estudio de las condiciones en las que se encuentra. Los resultados de los
exámenes estarán listos hoy.

Ramos aseguró que el ICF delegó a un equipo especial para que supervise
que Brama no reciba maltratos, que tenga la alimentación necesaria y así
mismo cuidar de que pase vigilada para que no cause problemas a los
pobladores y que tenga servicios veterinarios.

La Fiscalía Especial del Ambiente también le está dando seguimiento al
caso para que se dé el cumplimiento de las leyes y tratados internacionales
en cuanto a la protección y cuidado de la vida silvestre.

Durante 2017, la Fiscalía ha abierto cinco expedientes por denuncias
relacionadas con atentados a la fauna.

Karla Duarte, presidenta de la Asociación Protectora de Animales de
Honduras (Aprah), dijo que buscará ayuda internacional para agilizar el
traslado; y espera que las autoridades cumplan con su labor de cuidar a
Brama.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here