Un estudio que ha llevado a cabo la Universidad China de Hong Kong sugiere que la contaminación disminuye la calidad del esperma, por lo que afecta negativamente a la fertilidad humana.

Una de las causas más comunes de infertilidad en la actualidad se produce como consecuencia de los espermatozoides con baja movilidad. En estos casos, aunque los espermatozoides están sanos, el problema reside en que no tienen la movilidad suficiente como para alcanzar y fertilizar el óvulo.

No es la primera vez que los científicos señalan a la contaminación como una de las causas del deterioro del semen, que entre otros factores ambientales y físicos, como la exposición a determinados productos químicos, la obesidad, el tabaquismo y el sedentarismo, motivan la aparición de los llamados espermatozoides vagos.

En experimentos anteriores que se han llevado a cabo con animales en el laboratorio, los resultados demuestran que las partículas contaminantes PM2.5 afectan negativamente a la calidad del semen, pero los ensayos con humanos han sido hasta el momento inconcluyentes.

Ahora, la nueva investigación que han llevado a cabo estos científicos chinos se ha centrado en analizar el efecto de las partículas PM2.5 en el desarrollo y movilidad del esperma humano. Para ello, han trabajado con muestras de 6.475 sujetos residentes en Taiwán analizando la calidad del aire, con el objetivo de valorar la influencia que tienen sobre los espermatozoides de estas partículas contaminantes presentes en la atmósfera.

El estudio, que se ha prolongado durante dos años, ha conseguido vincular la exposición a las partículas PM2.5 con el tamaño, forma y nivel de actividad del esperma. De acuerdo con sus resultados, el incremento de 5 microgramos de partículas PM2.5 por metro cúbico de aire supone un aumento del 1% en las posibilidades de encontrar espermatozoides vagos, y un 10% más bajos de tamaño y forma.

“Dado que el efecto, aún pequeño, de las PM2.5 sobre la morfología normal del esperma puede resultar en un número significativo de parejas con infertilidad, es necesario adoptar estrategias globales para minimizar el impacto de la contaminación sobre la salud reproductiva“, afirma Xiang Qian Lao, director del estudio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here