Tras mantener un discreto noviazgo con su compañero de reparto en ‘The Big Bang Theory’ Johnny Galecki, que únicamente salió a la luz una vez había concluido, y pasar tres años casada con el tenista Ryan Sweeting -de 2013 a 2016-, la actriz Kaley Cuoco volvió a encontrar el amor hace algo más de un año junto a Karl Cook.

Aunque en esta ocasión se ha mostrado más discreta y precavida a la hora de compartir detalles sobre su romance, debido sin duda a las complicaciones que surgieron durante su público proceso de divorcio, a estas alturas ya no trata de disimular lo afianzada que está su relación, hasta el punto de afirmar sin reparo que por fin ha encontrado al hombre su vida.

El principal motivo que lleva a la guapa rubia a realizar una declaración tan definitiva es el gran cambio que ha experimentado durante el tiempo que ha compartido junto a su chico, quien no ha hecho más que expandir sus horizontes y ayudarle a descubrir nuevas facetas de sí misma.

“Karl es un amante de la aventura y me empuja a hacer cosas que están fuera de mi zona de confort, como montar en bicicleta por la montaña y ensuciarme. Lo cierto es que lo probé y me obsesioné con ello, me lo pasé en grande. La primera vez que lo intenté estábamos en Hawái y ahora me he vuelto una verdadera entusiasta. Él está consiguiendo que sea más atrevida de lo que lo era antes”, ha confesado la artista para poner solo un ejemplo de lo mucho que ha aprendido junto a su novio en conversación con ‘Entertainment Tonight’.

El hecho de que Karl también sea un apasionado de la hípica y los caballos no ha hecho más reforzar la certeza de la intérprete de que ha encontrado a su alma gemela.

“Es el elegido, sin duda. Creo que el común denominador en nuestro caso son los caballos, es lo que nos funciona. Es un vínculo muy especial que compartimos, los animales. Él es una persona auténtica, nunca había conocido a un ser humano más bueno: es amable, real… Estoy completamente enamorada de él. No podría irnos mejor”, ha apuntado.

De momento, la pareja comparte su vida con tres ‘bebés’ perrunos, que en breve pasarán a ser cuatro, a la espera de que decidan animarse a dar un paso más en su historia de amor.

“Karl me informó hace un par de días de que quería rescatar a otro bulldog, así que creo que vamos a tener un nuevo. A estas alturas ya me da igual, cualquier perro es bienvenido en mi casa”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here