Julián Gil estuvo en el programa de Univisión, Despierta América, y entre lágrimas compartió su pesar por la situación que vive para poder tener acceso a Matías, el pequeño que procreó con Marjorie de Sousa.

La relación de la pareja se vino a pique a principios de 2017. Debido al distanciamiento el actor argentino no ha podido convivir con su hijo como es debido. Por esta razón, ha intentado por todos los medios tener acceso a él y ejercer sus derechos de padre, lo que ha generado una pelea continua entre él y la madre por las fechas y horarios de visita.

La enemistad entre él y su ex pareja ha terminado arrastrando al menor a quien desde que nació -el pasado 27 de enero- solo ha podido ver por horas.

El actor reflexionó que podría ser muy fácil para él -como le han aconsejado muchos allegados- desatenderse del niño y simplemente dar el dinero que se le pide como manutención. Pero éste no está dispuesto a ceder. El actor de manera enfática dijo: “yo no voy a dejar de luchar”. 

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your name here
Please enter your comment!