La Unidad de Quemados de la Asociación Pro Niños Quemados de Nicaragua (Aproquen), ha renovado parte de sus equipos médicos e instrumentos quirúrgicos gracias al apoyo del gobierno de Japón, que a través del proyecto “Equipamiento para Niños con Defectos Congénitos Orales” desembolsó un monto de 83 mil 53 dólares.

Este donativo le permitió a Aproquen adquirir una lámpara cielítica para el quirófano, valorada en más de US$30 mil dólares, además se pudo reemplazar instrumentos quirúrgicos que ya estaban al final de su vida.

“Esto nos ayudará continuar ofreciéndoles servicios con altos estándares de calidad. Esto significa hacer nacer una esperanza no sólo para los niños y niñas que son atendidos en Aproquen, sino también para sus familias”, sostuvo el doctor Mario Pérez, director médico de Aproquen.

Yasushi Ando, embajador de Japón en Nicaragua, dijo que desde hace 5 años su gobierno decidió sumarse a la labor que realiza Aproquen en beneficio de los niñas y niños quemados en Nicaragua.

“Nos impresiona el loable trabajo de buena voluntad que realiza Aproquen de convertir lágrimas en sonrisas”, manifestó el diplomático.

Con el donativo realizado por Japón, se realizarán cerca de 16 mil cirugías a beneficio de los niños y niñas que atiende Aproquen, según manifestó Vivían Pellas, fundadora y presidente de Aproquen.

En 26 años de existir, Aproquen ha brindado más de 521 mil servicios de salud integrales, 250 mil servicios de rehabilitación, 199 jornadas médicas y más de 35 mil cirugías.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here