A medida que avanza la investigación sobre el asesinato de la periodista sueca Kim Wall, quien desapareció el pasado 10 de agosto tras embarcarse en el submarino casero UC3 Nautilus, los cargos contra su inventor, sospechoso de su muerte, aumentan. Ahora, al ingeniero danés Peter Madsen también se le acusa de “trato indecente” del cuerpo de Kim Wall, conforme al artículo 139 (1) del Código Penal danés, ha informado esta mañana la policía de Copenhague en un comunicado.

El anuncio se produce después de que la fiscalía anunciara ayer su intención de acusar a Peter Madsen de homicidio. Tras la confirmación mediante el ADN de que el torso hallado casualmente el pasado lunes por un ciclista pertenece a la joven, la fiscalía “espera, a más tardar el 5 de septiembre”, día en el que se celebrará la vista y que concluye la prisión preventiva, “pedir al tribunal su encarcelamiento por homicidio”, adelantó el fiscal Jakob Buch-Jespen, según publica el diario danés BT.

Actualmente, el ingeniero autodidacta está en prisión preventiva y sobre él pesa el cargo de “homicidio negligente en circunstancias particularmente agravantes”. Éste sustituyó al inicial -homicidio negligente “de modo desconocido y en un lugar desconocido de Kim Wall”- tras confesar al juez que la reportera de 30 años había muerto accidentalmente a bordo y que la había enterrado en un lugar sin especificar de la bahía de Køge.

Kim Wall, colaboradora habitual de prestigiosos medios internacionales y con gran experiencia profesional en zonas conflictivas bajo situación de emergencia, desapareció misteriosamente tras embarcar el pasado 10 de agosto en el submarino de fabricación casera de Rakett Madsen, como es apodado el danés por sus aspiraciones espaciales, para escribir un reportaje.

La confirmación, tras cotejar con el ADN de la víctima, de que el torso hallado en las aguas de la isla de Amager pertenecía a Kim Wall, dio un gran impulso a la investigación, que transcurre a puerta cerrada. El cuerpo mutilado habría sido manipulado para hacer salir los gases y se le habría introducido un objeto metálico, presumiblemente para evitar que emergiera a la superficie.

Las labores de búsqueda prosiguen, por el momento sin éxito. Ayer, tras una llamada ciudadana, fueron localizados en aguas suecas de Falterbo lo que podía ser partes del cuerpo de Kim Wall, informó la policía de Copenhague. Sin embargo, fue una falsa alarma. Era “una animal grande”, según informaron las autoridades suecas a la cadena TV2.

Salvo que haya alguna pista ciudadana -se han recibido 656- hoy no se realizará ninguna búsqueda en Dinamarca, ha informado la policía. Si bien, bajo su petición, “efectivos del ministerio de Defensa comenzaron esta mañana a bucear en el puerto de Dragør”, añadió, puesto que allí fue trasladado Peter Madsen por una embarcación privada al ser rescatado por que el UC3 Nautilus se había hundido.

De película

El caso, que ha conmocionado a Escandinavia, no sólo evoca por ciertas desafortunadas coincidencias a la serie televisiva Bron/Broen, sino que sus relaciones con la pantalla van más allá. Este octubre estaba previsto el estreno de Rocket Man, basada en la vida de Peter Madsen, en la ciudad danesa de Aarhus.

“Debido a los trágicos eventos que rodean al submarino y la investigación policial, hemos decidido detener el proyecto. No tenemos más comentarios mientras la policía esté trabajando en el caso “, explicó Peter Vestergaard, responsable de prensa de Capital de la Cultura de la UE Aarhus 2017, al periódico sueco Dagens Nyheter.

Según informa el diario noruego Aftenposten, fue el propio inventor quien sugirió la realización de una película sobre él y su proyecto espacial mediante fondos de la capitalidad cultural de esta ciudad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your name here
Please enter your comment!