Un atacante, armado con una katana y envuelto en una bandera china, ha herido a un guardia delante de la oficina presidencial taiwanesa, según las autoridades.

Un investigador de la policía ha explicado que el asaltante “ha utilizado un martillo para romper un cristal de seguridad [en el Museo de las Fuerzas Armadas] y hacerse con la espada samurái“. También, ha afirmado que “la bandera china estaba en su mochila. Ha dicho que quería expresarse políticamente presentándose en el despacho presidencial”.

El hombre, solo identificado por su apellido, Lu, ha atacado a un guardia de seguridad que intentaba detenerle mientras el asaltante trataba de entrar por una puerta lateral, ha explicado el portavoz de la presidencia, Alex Huang.

El guardia ha sido hospitalizado, pero se encuentra estable. El agresor, por su parte, está bajo custodia policial. El acusado había dejado varios comentarios prochinos en internet, según la prensa local.

En una fotografía distribuida por la policía, se ve que la espada tiene una inscripción que reza “[esta espada] mató a 107 personas[en la] batalla de Nankin”. Un empleado del Museo ha explicado que el arma se usó por el bando japonés durante la masacre de Nankin en 1937.

Esta no es la primera vez que se ha intentado atacar a la presidencia taiwanesa.

En enero de 2014, un hombre conduciendo una camioneta atravesó uno de los paneles antibalas y franqueó la puerta principal para protestar por una audiencia judicial entre él y su exmujer.

En noviembre de 2014, otro hombre, también en un vehículo, embistió el edificio para intentar entrar. Su objetivo era quejarse por la política de sanidad del predecesor de la presidenta actual, Tsai Ing-wen.

En ambos ataques, solo resultaron heridos los conductores.

El despacho presidencial está en el centro de Taipei y la presidenta actual es miembro de un partido que, tradicionalmente, se ha mostrado hostil con Pekín.

Las relaciones con China han empeorado desde que, hace un año, Tsai Ing-wen jurase su cargo. La presidenta se niega a aceptar la posición china de la llamada “China única”.

Taiwan, un país democrático desde 1949, ha hecho vida propia, pero Pekín lo considera parte de su territorio que, si hiciese falta, podría retomarse a la fuerza.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your name here
Please enter your comment!