La inscripción de comerciantes, empresas y sociedades en el Registro Mercantil General de Guatemala (RMG) aumentó un 19,4 por ciento en los primeros siete meses del 2017 en comparación con el mismo periodo del 2016, lo que beneficia a la economía del país.

De enero a julio se registraron 43.130 comerciantes individuales, empresas mercantiles, sociedades nacionales y extranjeras, mientras que en el 2016 se contabilizaron 36.133, es decir 6.997 menos.

De acuerdo con analistas, el incremento de registros puede estar incentivado porque las empresas buscan formalizar su situación mercantil, derivado de la simplicidad de los procesos y la mejor percepción del sector empresarial para hacer negocios.

Abelardo Medina, del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), comentó que las empresas que se registran tienen un nivel de formalidad mayor y están dispuestas a cumplir con todos los requisitos que establece la ley en materia fiscal, laboral, entre otras.

“El hecho de que haya más gente dispuesta a abrir empresas implica, de alguna manera, que está comprometida a ir mejorando su formalidad, lo que no quiere decir que la situación económica del país se arregló totalmente”, consideró.

Guatemala se encuentra actualmente en el puesto 78 de 138 países evaluados en el Índice de Competitividad Global del Foro Económico Mundial, posición que ha mantenido desde 2014 y que da certeza y confianza al sector empresarial para hacer negocios.

Por otra parte, la economía del país está constituida por trabajadores que laboran por cuenta propia y pequeñas empresas que no están integradas plenamente en el marco institucional que regula las actividades económicas.

En Guatemala se estima que el 69,8 por ciento de la población trabaja en el sector informal, unas 4,46 millones de personas, datos que para 2016 habían disminuido un 0,06 por ciento en relación al año anterior, según la Encuesta Nacional de Empleo e Ingresos (ENEI) 2016.

En lo que va del año se ha contabilizado un total de 1.975 empresas y sociedades canceladas.

David Casasola, del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), comentó que aunque la estadística puede reflejar incremento en la actividad económica del país, es necesario considerar otros factores que afectan directamente al crecimiento de la economía nacional.

Interpretó que los datos también pueden ser señal de que ahora hay más personas que para realizar actividades económicas necesitan operar a través de empresas, lo que repercute en el incremento de formalidad.

El gobierno ha impulsado estrategias para incentivar el comercio formal y la generación de empleos a través de las micro, pequeñas y medianas empresas, lo que ha contribuido en incrementar el comercio formal, que tribute y que cumpla con la ley.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your name here
Please enter your comment!