La tormenta tropical Harvey, que anoche dejaba lluvias en las Islas de
Barlovento, en el Caribe, tocará el territorio hondureño el domingo, según
los pronósticos del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

La tormenta se desplazaba ayer con vientos sostenidos de hasta 65
kilómetros por hora (40 millas por hora) y, según el Centro de Huracanes,
podría ganar más fuerza en las próximas horas y golpear fuertemente los
países centroamericanos.

Considerando la trayectoria observada, de sur a este, el meteoro ingresará a
Honduras por el departamento de Gracias a Dios.

Frente a la amenaza que se cierne sobre el mar Caribe, la Comisión
Permanente de Contingencias (Copeco) decretó alerta verde para siete
departamentos a partir del próximo domingo a las 12:00 del mediodía.

El domingo, la tormenta se encontrará a 130 kilómetros del cabo de Gracias
a Dios y el lunes, alrededor de las 6 de la tarde, ingresará a tierra firme por
la laguna de Caratasca.

Lluvias.674(800x600)

En un comunicado, Copeco informó que decretó la alerta “en base a los
análisis del Centro Nacional de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y
Sísmicos (Cenaos) de Copeco que revelan el paso cercano a las costas
hondureñas de la tormenta tropical Harvey”.

“Los modelos meteorológicos de predicción numérica indican que Harvey
podría producir vientos y oleajes fuertes, además dejaría fuertes lluvias con
acumulados de 100 milímetros en las ciudades costeras, hasta 200
milímetros en las montañas cercanas al litoral Caribe, desde la noche del
domingo hasta la mañana del martes”, explicó esa institución.

Francisco Argeñal, meteorólogo de Copeco, explicó que
“Harvey va a continuar su desplazamiento hacia la costa de Nicaragua y
Honduras, la mayoría de los modelos están indicando que la tormenta va a
pasar paralelo a la costa del Caribe, en dirección hacia las Islas de la Bahía
y luego al territorio de Belice”.

La tarde del jueves anterior, el Centro Nacional de Huracanes de Estados
Unidos anunció la formación de la tormenta tropical Harvey y su
avance con dirección hacia Centroamérica.

A mediados de semana, Harvey se encontraba a 550 millas al oeste de las
Antillas Menores y se desplazaba a una velocidad de 18 millas por hora con
dirección este.

Frente a la amenaza, la Municipalidad de Guanaja activó las alarmas para
que sus habitantes se mantengan a la expectativa.

En 1998, el huracán Mitch, un fenómeno con vientos de 290 kilómetros por
hora, se mantuvo estacionado tres días en Guanaja y destruyó más del 30%
de las casas.

“Con estos sistemas climatológicos no se conoce con exactitud su impacto
(…), por eso debemos estar alerta. Hasta el momento, esto indica que
tendremos muchas lluvias, desde el atardecer del domingo, hasta el lunes.
Oremos a Dios para que siempre nos proteja”, dice el comunicado de la
Municipalidad de esta isla.

Juan Carlos Rivera, director general de la Dirección de la Marina Mercante,
emitió ayer un boletín con el objeto de advertir a los armadores, agencias
navieras, patrones, capitanes de embarcaciones, capitanes de puerto sobre
los riesgos que corren.

“Se solicita la colaboración a todas las capitanías de puerto para poder
asesorar a los armadores de las embarcaciones sobre los lugares de refugio
más adecuados, igualmente a los países vecinos adyacentes a los bancos de
pesca”, advirtió Rivera en el boletín.

Este día, a las 10 de la mañana, autoridades de Islas de la Bahía se reunirán
para definir acciones.

Las autoridades de Copeco le recomiendan a los turistas extranjeros, que lo
deseen, “aprovechar la ventana de tiempo” que a aún tienen para salir hacia
territorio firme, no obstante, aclaran, no corren peligro en Islas de la Bahía.

La tormenta tropical Harvey no será catastrófica como el huracán Mitch.

La tormenta Harvey afectará el territorio hondureño, sin embargo, no
causará efectos catastróficos como los dejados por el huracán Mitch en
1998.

Lisandro Rosales, comisionado de Copeco, explicó anoche
que “no hay circunstancias”, como las vistas en 1998, para que la tormenta
se convierta en un huracán devastador.

Por ejemplo, “no hay un frente frío en las costas de Estados Unidos. Se
parece más a la tormenta tropical Matthew de 2010”.

Según las condiciones meteorológicas, dijo Rosales, este fenómeno “va a
traer lluvias que pueden causar deslizamientos en las partes altas de
Olancho y Yoro”.

Los hondureños, aconseja Rosales, deben mantener la calma, no caer en
pánico y tomar las medidas que recomiende Copeco en las próximas horas.
El comisionado le recomienda a las personas que habitan en los
departamentos que estarán bajo alerta verde comprar leche, si tienen niños
recién nacidos, y abastecerse de agua.

No obstante, aclaró, Harvey no es motivo para que las personas salgan
corriendo a los supermercados.

Informó que la Marina Mercante ha gestionado apoyo ante las autoridades
de Nicaragua para que las embarcaciones pesqueras de Honduras reciban
refugio en caso de necesitarlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your name here
Please enter your comment!