La tormenta tropical Harvey, que la noche del sábado se había degradado a depresión tropical, ayer dio muestras de estarse reorganizando y se aproximaba con mayor rapidez hacia territorio centroamericano. Las autoridades prevén que hoy pase por Cabo Gracias a Dios.

El fenómeno fue localizado la tarde de ayer en el mar Caribe a unos 880 kilómetros al este del Cabo Gracias a Dios, en el extremo noreste del país, con vientos máximos sostenidos de 55 kilómetros por hora.

“Su velocidad de traslación se incrementó nuevamente a 38 kilómetros por hora y su movimiento continúa hacia el oeste, con un claro giro hacia el noroeste”, informó el Gobierno.

Las autoridades sostienen que, aún debilitado, el fenómeno tiene potencial para provocar mal tiempo y fuerte oleaje, por lo que la Fuerza Naval del Caribe mantiene la prohibición de navegar mientras dichas condiciones prevalezcan.

El Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) recomendó a la población estar informada, revisar los techos de las viviendas, asegurar ventanas y puertas, desconectar aparatos eléctricos y tanques de gas, tener alimentos y agua almacenados, y estar listos para tomar rutas de evacuación.

También se recomendó la poda de árboles, ya que pueden caer sobre las casas. A la vez sugirieron que las personas cuenten con medicamentos, agua y documentos importantes por si es necesario proceder a la evacuación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your name here
Please enter your comment!