Totalmente habilitadas están este jueves las calles y bulevares de la capital y el resto del país, a pesar de la convocatoria de la Alianza de la Oposición a realizar tomas en los principales ejes carreteros a partir de las 6:00 AM.

Elementos de las Fuerzas Armadas de Honduras (FFAA) resguardan los accesos para evitar que los manifestantes obstaculicen el paso vehicular.

Antes de las 7:00 de la mañana miembros del Ejército se ubicaron en la salida al norte, sur y oriente de la capital, para garantizar la libre circulación de los conductores.

Los servicios de transporte urbano e interurbanas operan con normalidad. Hasta el momento no se han reportado problemas para que los hondureños puedan movilizarse hacia sus trabajos.

La mayoría de comercios volvieron a operar con normalidad, aunque siempre toman las consideraciones de seguridad pertinentes.

Las gasolineras también registran una alta demanda de compras de combustible, previo a las fiestas decembrinas. Se reporta abastecimiento de diésel, gasolina súper y regular.

Consecuencias de la crisis

La crisis que surgió tras las elecciones celebradas el 26 de noviembre ha generado 25 muertos, según el expresidenciable de la Alianza de Oposición, Salvador Nasralla, quien este miércoles retornó de Estados Unidos.

Según el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), la crisis ha provocado 17 mil millones de lempiras en pérdidas a los sectores productivos vinculados a la banca, la industria, el comercio y la agricultura, incluyendo la ganadería.

Unos 15 mil empleos temporales que generalmente se dan para estas fiestas de Navidad y Año Nuevo no han sido posibles por las manifestaciones y por las amenazas de saqueo.

Las ventas, de acuerdo al Cohep, han bajado en un 75%, lo que realmente es preocupante y a esto hay que sumarle la posibilidad de un desabastecimiento de productos básicos y los derivados del petróleo si continúan las tomas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your name here
Please enter your comment!