La Policía registró al menos 28 homicidios, perpetrados entre el viernes y el domingo a nivel nacional.

De acuerdo con las estadísticas policiales, el viernes hubo 8 asesinatos, el sábado 14 y preliminarmente el domingo seis casos, solo hasta el mediodía.

De la totalidad, al menos cinco de los muertos son perfilados como pandilleros (menos de un 20 por ciento) en tanto el resto es persona trabajadora o sin vínculos con maras.

El dato refleja que en esta guerra sin cuartel que se libra en El Salvador, la cifra de muertos en su mayoría la ponen personas que no está demostrada su vinculación a pandillas, pero que son sacrificadas por estos grupos delictivos que desde casi tres décadas le provocan al país un derramamiento de sangre.

Una de las últimas víctimas fue un hombre cuyos restos fueron encontrados la madrugada del domingo. La Policía afirmó que la víctima tenía varios impactos de bala en su cuerpo y fue encontrado en el sector del túnel que se ubica en la carretera antigua a Zacatecoluca, Cantón San Antonio, caserío Las Piedritas, municipio de Cuyultitán, La Paz.

En la inspección, las autoridades no lograron identificar por sus nombres y apellidos a la víctima. Tampoco tenía documentos, solo se dijo que era un hombre de 25 años y tenía marcas de dos balazos en la cabeza.

Tras ser atacado, su cuerpo quedó en posición boca abajo, además vestía camisa negra, short amarillo y sandalias blancas. Quienes hicieron el reconocimiento de la víctima dijeron que no presentaba tatuajes alusivos a pandillas.

Por las circunstancias en que estaban sus restos, la Policía no descarta que fue asesinada en el lugar; de hecho, se encontraron dos casquillos de proyectiles percutados, aunque las autoridades no precisaron el tipo de calibre.

Las autoridades dijeron que el joven no era de la zona, pues no tenían reportes de desaparecido en las sedes policiales aledañas.

En el cantón Veracruz del municipio de Tonacatepeque al norte de San Salvador y en la madrugada fue reportado el homicidio de un hombre que tampoco fue identificado. La Policía indicó que el cadáver tenía lesiones hechas con arma de fuego.

Las autoridades reportaron hasta el mediodía cinco homicidios en diferentes lugares del país.

La Policía informó desde el 1 hasta el 20 de enero se han producido 209 homicidios (35 más que en 2017), de los cuales 49 son supuestos miembros de pandillas.

En el mismo periodo, la Policía reporta al menos diez enfrentamientos entre las pandillas y las autoridades, lo que ha dejado 14 pandilleros muertos. El año pasado, las autoridades registraron más de 650 balaceras contra las pandillas, y más de 400 mareros muertos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here