El comercio electrónico en Honduras irá creciendo, un día llegó para quedarse, la gente lo ha recibido de la mejor manera y esto se corre como la pólvora y se espera que las autoridades de gobierno impulsen con leyes que beneficien esta modalidad y así apoyarán y modernizarán a la nueva empresa que mundialmente crece a pasos agigantados, destacan especialistas.

Los expertos señalan que a mediados del 2017, Honduras ya superaba los tres millones de usuarios de redes sociales (más del 25 por ciento de la población total). Según el sitio especializado en mercado “Statista”, se refleja que para el 2014 Honduras ya reportaba 7.7 millones de usuarios de teléfonos celulares, una cifra que ha tenido un significativo crecimiento desde entonces.

Además, la revista “Estrategia y Negocios” señala en una de sus publicaciones, que debido al enorme crecimiento de las compras online en Honduras y el mundo en el año 2009 el Estado suscribió la Convención sobre la Utilización de las Comunicaciones en los Contratos Internacionales y en abril del 2015 puso en vigencia la Ley de Comercio Electrónico (decreto 149-2014), y Honduras se ha convertido en el país de la región donde el comercio electrónico se encuentra amparado y regulado por la ley.

El comercio electrónico llegó para quedarse y cada día tiene mayor credibilidad entre sus usuarios con y sin experiencia debido a los enormes beneficios que ofrece, como la variedad, el ahorro, seguridad, etcétera. Es importante mencionar la posibilidad que tienen las microempresas al aprovechar estos beneficios, considerando que el comercio eléctrico les permite economizar, librándose de algunos gastos, como alquiler de espacio físico, seguridad, energía eléctrica, etcétera.

“En Honduras existen empresas como Gbox Mall, quienes tienen como finalidad servir de enlace entre tiendas o proveedores a nivel internacional, como Amazon, eBay, Alibaba, Old Navy, Apple Store, rockauto.com, entre muchas otras, donde compra luego transporta, nacionaliza y entrega los artículos a sus clientes con un tiempo de entrega entre cinco a siete días”, explicó su gerente, Mauricio Zelaya.

A medida que el comercio electrónico siga creciendo, con él las posibilidades de fraude, “hackeos”, clonaciones, etcétera, pero como seguridad ante esas circunstancias es oportuno señalar que cuando los usuarios realicen una compra por internet deben asegurarse que al momento de ingresar al portal de pago este sea 100% verificado por el navegador que indicará con un candado, icono que significa que el lugar es seguro. Realice sus pagos a través de PayPal, Freecharge, Amazon payment y si tiene aún dudas puede imprimir o guardar la imagen de un “print screen” o “screen shoot” al momento de realizar su pago.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here