Después de unos años de excesos, también en el amor, Britney Spears decidió que no necesitaba más hombres en su vida. Su matrimonio de 55 horas con Jason Allen Alexander-un amigo de la infancia-, y su posterior relación con el bailarín Kevin Federline, la dejó sin ganas de seguir intentándolo en el amor. A fin de cuentas, ella ya era feliz en compañía de sus dos hijos, Jayden y Sean, que tuvo durante su segundo matrimonio.

Pero el rodaje acabó y Spears siguió con su vida. Y, de repente, un día cualquiera, la casualidad quiso que las cosas cambiasen para siempre. “Me quedé con su número de teléfono y fue súper raro; fue como cinco meses después de aquello cuando encontré su número en mi bolso”, reconoció la diva al programa de radio de la CBSNathan Fast. “Yo pensé que era súper adorable, que ese chico era súper adorable. Así que decidí llamarlo y desde entonces… él es un chico súper divertido y gracioso”.

Sam Asghari se llama en realidad Hesam Asghari y tiene más de 430.000 seguidores en su cuenta de Instagram. Y a pesar de que nació en 1994 y de que es, por lo tanto, 12 años menor que Spears, mantiene una buena relación con los dos hijos de la cantante y no se pierde ni uno de sus shows en Las Vegas. Pero, además de apoyar a su novia, Asghari ejerce como modelo, entrenador personal y aspira a ser actor. De ahí su aparición en Slumber Party y en otros videoclips de artistas como Fifth Harmony.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your name here
Please enter your comment!