Atanga Mary Frinwie entró al país con una visa de cortesía autorizada por la Dirección General de Migración y Extranjería, solicitó explicaciones sobre la muerte de su hijo Mbang Atanga Azehfor, quien murió en circunstancias poco claras para su madre, y pidió una investigación, ya que su hijo era migrante, no criminal. Esos hechos demuestran una “criminalización de la migración” por parte del Estado, valoró el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

Azehfor habría resultado muerto entre un intercambio de disparos entre supuestos delincuentes, el Ejército de Nicaragua y la Policía Nacional. Según una nota de prensa emitida por el Ejército, “en esta situación (el intercambio) resultó fallecido Mbang Atanga Azehfor, migrante originario de Camerún (y) detenidos tres traficantes de personas (…). Se ocupó vehículo placa M 266845, dándose a la fuga otro, y se retuvieron 11 migrantes de origen africano”.

De acuerdo con Wendy Flores, abogada del Cenidh, el caso de Azehfor no es el primero que corresponde a un migrante que muere en el país bajo una situación dudosa, pero sí es el primer caso en que un familiar migrante viene al país para pedir justicia y que investiguen la muerte de su vástago. Ante esto, las autoridades nicaragüenses responden y vinculan a la madre del fallecido con una red de tráfico de migrantes.

Flores sostiene que el “Estado criminaliza la migración; los migrantes no son criminales, no son delincuentes, como ellos (las autoridades) llaman, son sujetos de protección”, sostuvo la abogada del Cenidh. Asimismo, señaló que existen instrumentos a nivel internacional de derechos humanos a favor de las personas migrantes que Nicaragua no está cumpliendo.

migrante asesinado, Ministerio de Gobernación

Atanga Mary Frinwie y Tchamani Joseph Magloire, detenidos por la Policía Nacional para ser investigados. LA PRENSA/M. E

El país ha tratado a todos los migrantes como si fuesen personas que están cometiendo un delito, y no como personas que merecen su protección, “ahí el Estado de Nicaragua está fallando”, mantuvo la especialista.

Exige respuesta  sobre su hermana

Raymond Takwi, hermano de Frinwie y quien vive en Bélgica, dijo a LA PRENSA que aún no tienen ningún tipo de comunicación con ella, quien está bajo investigación por la Policía Nacional junto con su acompañante, Tchamani Joseph Magloire. Las autoridades los señalan de formar parte de una red de tráfico de migrantes.

Raymond Takwi, hermano de Atanga Frinwie. LA PRENSA/Cortesía

Takwi expresó que le solicita al Gobierno de Nicaragua que liberen a su hermana, porque ella no tiene nada que ver con las acusaciones que le han imputado. Asimismo, Takwi explicó que el hijo de Frinwie (Mbang Atanga Azehfor) no era ningún traficante, no estaba haciendo nada ilegal y solo estaba viajando, entonces “¿por qué lo han matado? ¿Por qué? Esa es la pregunta”, cuestionó.
Hasta el momento, Takwi sigue a la espera de una respuesta por parte de la embajada de Camerún en Bélgica, sobre el caso de su hermana Frinwie. Esta embajada está tratando de comunicarse con su homóloga en Brasil para abordar la situación migratoria de Frinwie y Joseph Magloire.

No les permitieron ir a marcha

Flores, abogada del Cenidh, explicó que posterior a la denuncia que hizo Frinwie sobre la vigilancia a la que estaba sometida por parte de autoridades del Ministerio de Gobernación desde que llegó al país, les expresó su interés en participar en la marcha que sostuvieron en conmemoración al Día de los Derechos Humanos; sin embargo, Frinwie les comunicó que las autoridades le impidieron la salida y posteriormente no lograron tener más noticias de ellos, hasta que LA PRENSA publicó la situación de asedio bajo la que estaban en un hotel de Managua.

31 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your name here
Please enter your comment!