Decenas de miles de personas en el sur de Filipinas pasaron la mañana de la Navidad en refugios de emergencia, según informaron las autoridades, mientras la región intenta responder a la emergencia que generó el paso de una poderosa tormenta tropical, por la que murieron más de 240 personas.

La tormenta Tembin provocó deslizamientos de tierra e inundaciones repentinas, especialmente en las provincias de Lanao del Norte (foto) y Lanao del Sur, y en la península de Zamboanga. Se convirtió en tifón antes de salir del país ayer hacia Vietnam, donde las autoridades activaron un plan para evacuar un millón de personas desde áreas bajas a lo largo de la costa sur. El gobierno también ordenó medidas de protección para plataformas y barcos de petróleo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here