Metido en un saco rojo, acuchillado y con signos de tortura y estrangulamiento fue encontrado la madrugada de este lunes el cuerpo de una joven madre, que estaba tirado en la calle principal de la colonia Altos de la Granja, zona conocida como “La Burrera”, en Comayagüela.

La víctima es Breyssi Jorleny Lanza Valladares (18), residente de la colonia San José del Pedregal y quien se ganaba la vida y la de su hija de cuatro meses como dependienta de un reconocido negocio dedicado a la venta de pollos fritos, ubicado al sur de la capital.

Según parientes, la fémina el domingo anterior salió de su residencia para su trabajo y fue la última vez que la vieron con vida.

Supuestamente a la jovencita la raptaron apenas había salido de su casa y la llevaron por la fuerza hacia una “casa loca” o guarida de pandilleros, donde la torturaron haciéndole varias heridas con un “punzón”. Por último, los victimarios estrangularon a la muchacha con un torniquete en el cuello.

Finalmente, los homicidas fueron a tirar el cadáver al sector de “La Burrera”, lugar donde fue localizada por pobladores de ese sector capitalino.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your name here
Please enter your comment!