Costa Rica logró en 2017 más de 1000 días de producción energética 100% limpia, según los datos del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

Este modelo, que lleva ya más de 3 años de generación limpia, está basado en las cinco fuentes limpias de la matriz nacional: agua, geotermia, viento, biomasa y sol y contempla entre el 1 de enero de 2014 y el 21 de diciembre de 2017.

La generación renovable pasó de significar 89,68% (9.075,13 GWh) del total nacional en 2014 a 99,68% (10.682,68 GWh) en 2017.

Así lo amplió el Presidente Ejecutivo del ICE, Carlos Obregón.

Los datos del ICE señalaron que el 2014 fue un lapso bastante seco, lo que obligó a recurrir a fuentes térmicas en poco más de 10%. Sin embargo, en los siguientes años, se logró elevar el porcentaje de participación de energías renovables para llevarlo a casi 100%.

En 2015 el uso de energías renovables fue de 98,99% y para 2016 alcanzó 98,21%.

A su vez, Costa Rica mantiene en aumento la cantidad de días en que la electricidad proviene 100% de recursos renovables. Se pasó de 99 días en 2014 a 299 días en 2015, 271 días en 2016 y 334 días en 2017 (al 21 de diciembre), para sumar 1.003 desde 2014.

Estos más de 1.000 días de electricidad limpia y un promedio general cercano a 100% de generación renovable han convertido al país en un modelo internacional, que atrajo la atención de entidades como la organización francesa Ren21, que en su reporte de Renewables 2016-Global Status Report, ubicó a Costa Rica como el país con mayor participación de fuentes renovables en su matriz eléctrica. El documento recoge los datos disponibles para 131 países de los cinco continentes.

En este modelo, predomina el uso de la generación hidráulica, que aporta firmeza y regulación al sistema, permitiendo agregar fuentes variables, como la eólica y la solar. El agua se mantiene como el principal sostén del país, al pasar de representar 66% hace tres años a 77% en 2017. En este período, pasó de generar 6.717 GWh a 8.343 GWh

La geotermia se mantiene como el segundo gran motor de la energía limpia del país, al acumular 12,6% de la generación entre 2014 y 2017.

La fuente eólica creció 60% en estos tres años. En 2014 contribuyó con 7,2%, mientras que en 2017 llega a 10,9%. Además, en cuanto a capacidad instalada (cantidad de megavatios que suman las plantas que utilizan viento) también se muestra como la de mayor desarrollo de la última década: creció 545%.

La biomasa se mantuvo en niveles similares, alrededor de 0,7% en este período, en tanto la energía solar todavía se muestra incipiente: pasó de 0,01% en 2014 a 0,02% en 2017.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your name here
Please enter your comment!