El presidente surcoreano, Moon Jae-in, se mostró dispuesto a reunirse con su par norcoreano, pero subrayó que la desnuclearización de la península sigue siendo una meta básica e irrenunciable de su Gobierno después de que el martes ambas Coreas acercaran posturas para aliviar tensiones en una reunión histórica.

“La desnuclearización de la península coreana es el camino y la meta para la paz. Una desnuclearización que sea declarada conjuntamente por las dos Coreas es una postura básica a la que nunca podemos renunciar“, dijo Moon en su discurso de Año Nuevo pronunciado en Seúl.

De esta manera, el mandatario definió los requisitos para profundizar el diálogo con Pyongyang. “Bajo las condiciones apropiadas, puedo celebrar una cumbre en cualquier momento”, declaró sobre un posible cónclave con el líder norcoreano, Kim Jong-un. Y continuó: “Pero no puede ser una reunión por hacer una reunión. Para celebrar una cumbre se deben crear las condiciones adecuadas y se deben garantizar algunos resultados”.

Las palabras de Moon llegan un día después de que ambos países celebraran su primera reunión en dos años,que se saldó con un acuerdo para retomar las conversaciones militares y con la participación norcoreana en los Juegos Olímpicos de Invierno, que se celebrarán en febrero en PyeongChang.

Para Corea del Sur, la desnuclearización es una meta irrenunciable

Kim Jong-un ya adelantó que no está abierto a discutir su programa nuclear

En ese encuentro histórico, la delegación surcoreana mencionó la necesidad de optar por la desnuclearización para garantizar la paz y la seguridad en la península. En cambio, la representación del Norte recordó que no tenía intención de discutir con Seúl el desarrollo de su programa nuclear.

“Hemos iniciado el diálogo con Corea del Norte, pero dado que el tema nuclear está sin resolver, la República de Corea (nombre oficial de Corea del Sur) va a continuar por la senda de la presión y las sanciones junto al resto de la comunidad internacional”, explicó este miércoles el mandatario.

El presidente también negó que Seúl esté planeando levantar provisionalmente algunas de las medidas aprobadas contra Pyongyang por sus programas de armas, para así posibilitar que miembros del régimen -que tienen prohibida la entrada en el Sur en virtud de estas sanciones- puedan viajar a los Juegos Olímpicos.

“Por el momento no tenemos ningún plan para aliviar nuestras sanciones unilaterales sobre Corea del Norte, activadas de manera conjunta con las sanciones internacionales”, afirmó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here