Desde temprano la imagen de la Virgen vestida de café, azul y dorado recorrió calles de la zona 1.

Devotos católicos elaboraron alfombras con aserrín de colores y flores para el paso de la Virgen, que fue llevada en hombros por decenas de fieles.

La procesión fue acompañada por bandas musicales de estudiantes y cientos de feligreses, sin importar el intenso sol,  lo cual fue aprovechado por decenas de vendedores ambulantes que ofrecían una variedad de artículos y golosinas.

El arzobispo metropolitano, Óscar Vian, ofició una homilía en la Catedral, donde llegó la procesión como parte de su recorrido.

El jerarca católica criticó las condiciones de pobreza y la ola de violencia que golpea al país, que deja unos 6 mil muertos cada año.

La procesión a su ingreso en Catedral Metropolitana.(Foto Prensa Libre: Erick Ávila)
La procesión a su ingreso en Catedral Metropolitana.

“Nos debe doler hasta las entrañas ver la sangre de nuestros hermanos derramarse, simplemente por un celular, por la falta de un medicamento o por falta de comida”, manifestó el arzobispo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here