El Gobierno de la región autónoma española de Cataluña aseguró hoy que le llegó un aviso de un posible atentado en La Rambla de Barcelona, pero “por otras fuentes”, no por la CIA, y que, tras contrastarlo y valorarlo, se concluyó que tenía una “muy baja credibilidad”.

El responsable de Interior de Cataluña, Joaquim Forn, afirmó en una rueda de prensa que su departamento comunicó este aviso al Gobierno español, que tampoco dio “veracidad” a la amenaza, por lo que no se habló de ello en las reuniones de las mesas de evaluación antiterrorista del 25 de mayo y el 8 de junio pasados.

Según publica hoy El Periódico de Cataluña, la Policía catalana recibió una alerta de la CIA el 25 de mayo, que avisaba de que el ISIS planeaba actuar en verano, “específicamente en La Rambla”, calle barcelonesa donde los yihadistas cometieron un atentado el 17 de agosto, con 15 muertos, en pleno verano europeo.

Atentado en Barcelona: la policía catalana admite que fue advertida en mayo pero no dio credibilidad

El mayor de los Mossos dEsquadra, Josep Lluís Trapero, durante la rueda de prensa junto al conseller de Interior, Joaquim Forn. Forn, afirmó que el aviso sobre un posible atentado en la Rambla de Barcelona les llegó “por otras fuentes”, no por la CIA./ EFE

La nota de la CIA llegó ese día al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) -los servicios secretos españoles- y a las fuerzas de seguridad del Estado español, que a su vez informaron a las fuerzas de seguridad de Cataluña.

A pesar de todo, sí se amplió el dispositivo de seguridad en La Rambla, según Forn, que denunció una campaña de “intoxicación y desprestigio” contra la Policía catalana.

Destacó que, días después del atentado en La Rambla, el Gobierno español confirmó al catalán que ninguno de los avisos recibidos con anterioridad sobre la amenaza terrorista tenía relación con los atentados perpetrados finalmente en Barcelona y Cambrils.

Los hechos

El 17 de agosto un terroristas a bordo de una van recorrió unos 600 metros atropellando a los peatones en La Rambla. Mató a 13 personas. Y huyó a pie. Cuatro días después fue descubierto y abatido.

Otros cinco terroristas intentaron hacer lo mismo en el paseo marítimo de Cambrils pero fueron todos abatidos. Una mujer murió en el ataque.

Se trató del accionar de una célula terrorista marroquí de 12 miembros, cuyo líder era un imán de la ciudad de Ripoll, quien en realidad buscaba atentar con coches bombas. Pero los explosivos que pensaban usar contra lugares públicos como la Sagrada Familia reventaron en la casa donde los manipulaban un día antes del atentado en las Ramblas, haciendo que la banda cambiara de planes. El imán murió en la explosión.

Hay dos detenidos acusado de crímenes terroristas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your name here
Please enter your comment!