Osama Bin Laden, el hombre más buscado por Estados Unidos, veía películas de dibujos animados como Antz o Cars desde su escondite blindado en Abbottabad (Pakistán), donde un equipo de élite del Ejército estadounidense le mató el 9 de mayo de 2011. Así lo reveló este miércoles la CIA al publicar 470.000 documentos, cintas de audio y vídeo pertenecientes a Osama Bin Laden, exlíder Al Qaeda, que también incluían planes y estrategias del grupo terrorista, así como pornografía.

Los materiales fueron recogidos por las fuerzas armadas estadounidenses después de la operación Neptune Spear, que acabó con la vida del terrorista y otras cuatro personas. Seis años después, los archivos muestran conmemoraciones del atentado del 11-S en Nueva York, organizado por Bin Laden, y otras celebraciones relacionadas con la expansión internacional de la yihad.

El radical también veía documentales del canal BBC o National Geographic como Inside the Green Berets (Dentro de los Boinas Verdes) o películas como Kung Fu Killers, según los expertos.

Pero Bin Laden no abandonó su perfil de ideólogo referente entre el terrorismo islamista. Hasta el último día, mantuvo un diario en el que escribía y profetizaba sus ideas contra el Occidente y su obsesión por matar a estadounidenses. Desde la retaguardia, alentó a su grupo e inspiró a otros, como al Estado Islámico (ISIS) que se consolidó tras la muerte del yihadista.

Los archivos permiten obtener detalles más personales del radical, como un vídeo de la boda de su hijo, Hamza Bin Laden, en el que se le ve por primera vez como un hombre joven. En la actualidad, el primogénito está listado en las fichas terroristas del Departamento de Estado estadounidense.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here