Ocurrió en la fiesta que Miramax organizó después de los Globos de Oro de 1995. Harvey Weinstein, fundador de la productora junto a su hermano Bob, podría haber boicoteado la carrera del actor Jason Priestley, conocido por su papel de Brandon en la serie Beverly Hills, a raíz de un encontronazo que tuvo lugar ese día hace 22 años. Lo desvelaba en Twitter la actriz Tara Strong y lo confirmaba en esta misma red social el actor.

¿Qué ocurrió? No está muy claro, pero el caso es que Weinstein acabó echando de la fiesta a Priestley.

“Harvey me dijo que tenía que irme. Me estaba yendo cuando me agarró del brazo y me dijo: ‘¿Qué estás haciendo?’ y le dije: ‘lo que me has dicho, irme’”. “No te dije que tuvieras que irte”, fue la respuesta del productor. “Me lo acabas de decir, le dije otra vez”.

La discusión fue creciendo y Weinstein le dijo que salieran fuera para hablarlo. “Eso fue todo lo que necesitaba oír. Le empujé y le pegué un golpe en la cara”. Y fue entonces cuando dos guardias de seguridad lo expulsaron del evento.

“Lo único que sé es que nunca trabajé para Miramax… Y que mi equipo de comunicación estaba aterrorizado cuando se enteraron de lo que hice. Me insistieron en que debía escribirle una disculpa inmediatamente”.

No sabemos hasta qué punto influyó el supuesto veto de Harvey Weinstein en la carrera de Jason Priestley, pero lo cierto es que después de su participación en Beverly Hills (en España conocida como Sensación de vivir), uno de los fenómenos adolescentes de los 90, su carrera se estancó en Estados Unidos, teniendo que irse a Canadá para seguir con su carrera en el cine.

Jason Priestley

30 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your name here
Please enter your comment!